Los 10 mandamientos

1. Adorarás a Dios por sobre todas las cosas

2. No tomarás el nombre de Dios en vano

3. Santificarás el día del Señor

4. Honrarás a tu padre y a tu madre

5. No matarás

6. No cometeterás actos impuros

7. No robarás

8. No levantarás falsos testimonios ni mentiras

9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros

10. No codiarás los bienes ajenos.

 

¿QUE SIGNIFICAN?

1.  Creer en Dios, respetar las cosas sagradas.

2. Hablar respetuosamente de Dios y de la religión.

3. Asistir y participar de la Misa de los domingos y fiestas religiosas.

4. Amar, obedecer, respetar y ayudar a los padres, principalmente en la vejez o enfermedad.

5. Respeto por la vida del otro. Cuidar la propia vida y salud, evitando todo lo que pueda dañarla.  Este mandamiento también se trata de no hacer daño al prójimo ni con palabras ni con obras, ni deseando ningún mal.

6. El placer sexual es moralmente desordenado cuando es buscado por si mismo, separado de la finalidad de procreación y unión.

7. Cuidar los bienes ajenos, no tomar lo ajeno.

8. Amar la verdad y la franqueza, no desprestigiar al prójimo. No criticar negativamente a personas ausentes. No mentir.

9.  No desear la pareja de tu prójimo, mantener puro el corazón, evitar los pensamientos deshonestos. No sólo se peca de obra, sino también de palabra,  pensamiento y deseo.

10. Estar conformes con lo que tenemos.

¿POR QUÉ LOS TENGO QUE CUMPLIR?

Se trata de hacer lo que es bueno, para vivir en paz y ser felices.

Los tres primeros se refieren  al amor de Dios. Los otros siete,  son sobre el amor al prójimo.

Toda religión, está compuesta por una serie de verdades que hay que creer, y  también por una serie de normas que hay que cumplir, un estilo de vida y de conducta que los miembros de esa religión deben respetar.

Nosotros, los cristianos, para seguir a Jesús y ser sus discípulos tenemos que asumir también una manera de vivir, una conducta acorde a nuestros principios. Tenemos, en definitiva que cumplir unas normas.

 

¿QUÉ PASA SI NO LOS CUMPLO?

Cuando no cumplimos algún mandamiento, estamos fallando a Dios y al prójimo e incluso nos fallamos a nosotros mismos.

Fallamos a Dios porque le desobedecemos. Fallamos al prójimo porque también es el que sufre las consecuencias de mi pecado.

 

¿DE DONDE SURGIERON?

Según la Biblia, el profeta Moisés recibió directamente de Dios el mensaje de los 10 mandamientos.

Cuenta la historia que Moisés subió al monte Sinaí y permaneció en su cima cuarenta días y cuarenta noches. Cuando bajó, vió que el pueblo estaba adorando a un becerro de oro, como si fuera su dios. Moisés se enfureció y lo rompió. Pero después, le pidió a Dios que perdonara al pueblo y sellase una alianza de amistad. Entonces Dios ordenó a Moisés que tomará dos lajas de piedra, y ellas quedaron escritos los diez mandamientos.

Anuncios

¿Cómo conocer a Dios?

Sólo con decir “Dios, si existís, maniféstate en mi vida, te necesito, me siento muy sola y triste,  veni” y Él se va a manifestar,,,, sentirás su Amor,,,,,

Éstas palabras me las dijo el Padre Fernando P., para compartirlas.

Me parece una linda y sencilla forma de empezar a creer en Dios. Porque Él se manifestará en tu vida cuando lo llames.