Capullo de rosa blanca

Quiero ser tratada como un delicado capullo de rosa blanca

Que requiere cuidado y atención y debe ser tratada suavemente y con paciencia.

Quien sea el indicado, y realmente quiera a la rosa, la cuidará, la acariciara, le hablará, la tendrá presente en su pensamiento, la tratará con mucho cuidado, suavemente.

El indicado, no verá solamente su belleza exterior. También verá su sabia, su interior. Valorará y respetará a toda la rosa entera: exterior e interior. Respetará sus raíces, es decir, sus creencias, sus valores.

Requiere suavidad, respeto, dulzura y paciencia. Requiere mucho amor.

El indicado lo hará. El que no la trata delicadamente no es digno de cuidar a tan bella flor. A tan delicada y única flor.

La rosa más bella, mas pura y mas valiosa de todo el jardín. La que Dios plantó, la que Él dio vida y permitió seguir viviendo. La rosa mas cuidada y protegida por Dios. Pura, aromática, fresca…

…La rosa preferida de Dios…

Autora: Marilyn

Las caricias

Son un lindo gesto para demostrar cariño a una persona que quieres.

Simple gesto que transmite amor.

Hoy en día se puede llegar a pensar que si los jóvenes hablan de caricias, abrazos y besos es impuro. Pero yo creo que no es así. Pienso que es bueno, que es sano que se hable de estos temas, de la demostración de amor pero sin llegar a ser algo más comprometido, en donde se pierda la pureza.

Que alguien  se preocupe por vos, te abrace suavemente, acaricie tu rostro, y su mirada exprese amor. Es algo lindo, algo que hace bien.

Además, pienso que el noviazgo vivido de forma acorde a la religión, es un maravilloso momento. En donde ambos pueden acompañarse y ayudarse para seguir caminando y avanzando con Dios como centro de sus vidas.

¿COMO DEBE SER UNA CARICIA?

Una caricia debe ser suave, lenta, con amor.

En el rostro: Mirando a los ojos, con ternura, acompañado de palabras lindas. Que se note que no sólo se ve el rostro también el corazón, es decir, no solo la belleza exterior sino también la belleza  interior, que es la más valiosa, la que se conserva intacta a lo largo del tiempo.

Mejillas: Que su mejilla roce  la de ella en medio de un afectuoso abrazo. Es importante la suavidad, y no solo del gesto, sino de la piel.  Que la piel sea suave y lisa, parque no sea áspera la sensación.

En las manos: Tomar suavemente las manos, sin preguntar, sostener con gesto de protección, con amor.

En el cabello: Como peinando, desde la frente hasta el cuello. Con ternura.

En conclusión, lo más importante es que sea con amor y suavidad.

Autora: Marilyn