Ser católico analizado por un judío (interesantes datos numéricos)

“EL ORGULLO DE SER CATÓLICO”

Inspirado en las palabras de un empresario judío: Samuel H. Miller.

Buena parte del siguiente discurso se basa en extractos de un discurso que dio en el City Club de Clevenland, Ohio, Samuel H. Miller, prominente empresario de esa localidad, Co-Chairman of the Board de Forest City, una de las más grandes compañías del sector inmobiliario de los Estados Unidos. El discurso fue publicado por el Buckeye Bulletin.

MILLER NO ES CATÓLICO, ES JUDÍO.


“Quizás sea mas fácil para mi decirlo, porque no soy católico: ya he tenido suficiente, más que suficiente, ya basta!”

En el transcurso de mi vida, jamás había visto un ataque más revanchista, más insidioso, más prejuiciado, que el que he observado en los últimos 18 meses contra la Iglesia Católica; y lo que más me extraña, es que suceda en los Estados Unidos, donde se supone que existe un absoluto respeto por todas las confesiones religiosas”

“¿Sabías que en 2007 había en el mundo 1.115 millones de católicos bautizados?

Pues de ese total, América tiene la mayor cantidad, el 51%, lo que asciende a unos 547 millones; Europa alberga al 26%, unos 282 millones; en África está el 16% o unos 147 millones; en Asia el 13%, lo que equivale a unos 116 millones; y en Oceanía, está un 0,8%, o sea, unos 9 millones.


¿Han pensado cuál es la verdadera razón para que algunos medios y grupos se ensañen en una permanente “vendetta” contra una de las más importantes instituciones de la Humanidad, como lo es la Iglesia Católica?¿Se han detenido a pensar cuál es su objetivo?

Pocos conocen y menos aún se divulga, que solo en los Estados Unidos , la Iglesia Católica educa a 2.6 millones de estudiantes, lo que le cuesta más de 10.000 millones de dólares y, por ende, se le ahorra a los demás contribuyentes norteamericanos esa suma al año.

En España, por su parte, 5.141 centros católicos de enseñanza forman cerca de un millón de alumnos, ahorrándole al Estado más de 3 millones de euros por centro por año!


Los estudiantes de los centros católicos de enseñanza en todo el mundo, terminan sus estudios universitarios en un 92%; con cargo exclusivo a los fieles católicos., mientras la educación laica estatal se paga con los impuestos de toda la población, incluyendo la de los católicos.

La lista de los 100 hospitales más connotados de los Estados Unidos, no sólo está encabezada por el Saint Joseph ‘s Hospital and Medical Center de Phoenix, Arizona, entidad que ha prestado sus servicios por más de 115 años continuos, sino que 28 de los otros hospitales seleccionados son también operados por la Iglesia Católica. Uno de cada cinco estadounidenses, acude a un hospital católico.

Ahora, si bien en los Estados Unidos hay más de 260 centros médicos católicos, en España 107 hospitales católicos le ahorran al Estado y a los contribuyentes unos 50 millones de euros por hospital al año, mientras que 1.004 centros, entre ambulatorios, dispensarios, asilos centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA con más de 51.300 camas, les ahorran otros 4 millones de euros por centro por año.

En total, la Iglesia Católica administra y sirve el 26% de los centros hospitalarios y de ayuda sanitaria que existen en todo el mundo!

También en España, el gasto de Cáritas al año es de 155 millones de euros, salidos todos del bolsillo de los católicos españoles, el gasto de Manos Unidas suma otros 43 millones de euros del mismo bolsillo, el gasto de las Obras Misionales Pontificias llega a 21 millones de euros, ¿imaginan de dónde sale ese dinero?; y además, hay 365 centros de reeducación de marginados sociales, ex – prostitutas, ex – presidiarios y ex – toxicómanos, unas 53.100 personas permanentemente, que le ahorran al Estado y a los no católicos del país más de medio millón de euros por centro en cada anualidad


Eso, sin hablar de los 937 orfanatos españoles que albergan 10.835 niños abandonados, ahorrándoles a los contribuyentes y al Estado, por supuesto, unos 100.000 euros anuales por año.

Ah! Y el 80% del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio Histórico-Artístico español lo cubre la Iglesia Católica con las limosnas y donaciones de sus fieles, habiéndose calculado un ahorro aproximado al Estado de entre 32.000 y 36.000 millones de euros al año!

Cuánto cuesta mantener para la Humanidad tantas y tan monumentales obras históricas de la cristiandad? Puede alguien siquiera imaginar la titánica labor que ello implica no sólo desde el punto de vista logístico, sino financiero?

Con el dinero de quiénes se conservan las grandes obras del mundo católico? No con el de quienes atacan a la Iglesia, desde luego.

Pero hay acaso algún impedimento para que toda la Humanidad pueda deleitarse viendo estas hermosas obras? Ninguno!


Sumemos el que casi la totalidad de personas que trabajan o colaboran con las obras de caridad católicas, trabajan por los demás sin pedir a cambio un salario, realizando su labor para ayudar al prójimo sin pedir nada para sí. ¿En cuánto creen que podríamos cuantificar su trabajo?


Déjenme darles algunos números que ustedes como católicos deberían recordar. Por ejemplo, mientras el 1.7% del clero católico ha sido encontrado de pedofilia, 10% de los ministros protestantes han sido señalados por la misma conducta. No es que el mal de otros sea un consuelo o una excusa, sino que este NO es un problema exclusivo de los católicos.

Hoy la Iglesia Católica se encuentra sangrando por heridas auto inflingidas. La agonía que los católicos han sentido y sufrido no es necesariamente culpa de la Iglesia como un todo. Ustedes han sido dañados por un muy pequeño números de sacerdotes desviados, quienes en una buena parte han sido ya suspendidos y, los demás, pronto lo serán.

Un estudio acerca de los sacerdotes americanos mostró que la mayoría se encuentra feliz desempeñando su sacerdocio y que lo han encontrado mejor aún de lo que suponían; además de que la mayoría, si se les presentara la alternativa, volvería a escoger el sacerdocio a pesar de todos los ataques que ha estado recibiendo la Iglesia Católica.

Su religión ha provisto consuelo y fortaleza a miles de millones de seres a lo largo y ancho del planeta, aún en medio de las más difíciles circunstancias en todas las épocas., dándoles así una razón para seguir adelante cuando ya todo parecía perdido


El valor de esa sola circunstancia, es inestimable en términos de progreso de la Humanidad, ya que ayuda a formar a mejores hombres y mujeres.

La oración, no solo lleva a los católicos a identificar sus propias aspiraciones y necesidades, lo que de por sí es el primer paso para poner los medios y actuar, sino que les permite reconocer las necesidades de los otros y manifestar su aspiración de colmarlas, permitiéndoles así expresar su solidaridad.

CAMINEN CON SUS HOMBROS RECTOS Y SU FRENTE EN ALTO.

SIÉNTANSE ORGULLOSOS de ser miembros de la institución no gubernamental más importante de los Estados Unidos de América.


Y luego recuerden lo que dijo el profeta Jeremías (6,16): “Permanezcan en los Caminos, busquen y pregunten por las rutas ancestrales, donde se encuentra el Bien, y caminen por ellas para que encuentren descanso para sus almas”.

DEFIENDAN SU FE CON ORGULLO Y REVERENCIA, y dimensiones lo mucho que su religión ha hecho y sigue haciendo por todas las demás religiones del mundo!


¡¡SIÉNTANSE ORGULLOSOS DE SER CATÓLICOS!!

Anuncios

Protestas en Madrid: Noticia y mi opinión

17/08/11

(Fuente: diario argentino “Clarin”)

Miles de manifestantes marcharon por Madrid contra la visita de Benedicto XVI

Bajo el lema “De mis impuestos, al Papa cero”, se oponen al uso de fondos públicos en una actividad religiosa en momentos en que España vive una grave crisis económica.

Miles de laicos inconformes con el gasto de dinero público en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y en la vista del Papa marcharon hoy por el centro de Madrid, donde se increparon mutuamente con los miles de peregrinos católicos que llegaron a la capital española procedentes de todo el mundo.

De mis impuestos, al Papa cero” y “el Papa es un nazi”, gritaban algunos mientras exhibían condones, al tiempo que los católicos respondían “Viva el Papa” y enseñaban crucifijos.

La crítica y la desaprobación a la Jornada religiosa quedaron patentes durante las horas en que la protesta desfiló por las calles más céntricas de Madrid con carteles con leyendas como “La fe es el alimento de la ignorancia”.

Bajo el lema “De mis impuestos, al Papa cero”, los manifestantes expresaron su malestar por los privilegios otorgados a los peregrinos, como una reducción importante en las tarifas del transporte público o el alojamiento gratuito en pabellones y polideportivos, en momentos en que España vive una grave crisis económica.

Un día antes de la llegada de Benedicto XVI, todo está listo en Madrid para recibirle. Las principales arterias del centro están cortadas al tráfico de vehículos y miles de jóvenes católicos, desafiando las altas temperaturas, pasean por las calles en un ambiente festivo.

La protesta es “en defensa de la construcción del Estado laico, la separación de Iglesia y Estado y la no financiación de las Iglesias por parte del Estado”, explicó Francisco Delgado, presidente de Europa Laica, una de las cerca de 140 asociaciones convocantes.

Estas calculan que las administraciones públicas estatal, regionales y locales han gastado unos 100 millones de euros en las JMJ y la visita del Papa, entre otras cosas en seguridad -unos 10.000 policías-, alojamientos gratuitos en colegios y polideportivos públicos y en la rebaja del billete de metro.

“Criticamos este escandaloso montaje en un momento de situación económica tan terriblemente angustiosa, con familias enteras sin trabajo. Esta ostentación está haciendo muchísimo daño y desenganchando a muchísima gente” de la Iglesia, lamentó Evaristo Villar, del colectivo progresista Redes Cristianas.

El gobierno alega que las JMJ son un acontecimiento de interés público, mientras los organizadores del evento, convocado por el Vaticano y preparado por la jerarquía católica española, consideran la manifestación de hoy “una falta de educación” por hacerse durante la visita del Papa.

Los organizadores aseguran que los 50 millones que cuestan las JMJ proceden en un 80% de los propios peregrinos, que deben pagar, y el resto, de patrocinios de grandes empresas.

MADRID. Multitudinaria protesta contra la financiación pública y el apoyo institucional a la visita de Benedicto XVI.

………………………………………………………………………………………………………

MI OPINIÓN

La Jornada Mundial de la Juventud es un evento cultural y religioso organizado por la Iglesia Católica que reúne a los jóvenes de todo el mundo en torno a la fe. Cientos de miles de jóvenes viajan hasta la ciudad sede elejida, éste año es Madrid, España. Del 16 al 21 de agosto de 2011. Se estima una cantidad de cientos de miles de jóvenes de más de 190 países.

Yo me manifiesto a favor de la Jornada Mundial de la Juventud y su desenvolvimiento en paz. Y en contra de éstas protestas, que hacen un ambiente hostil, de violencia y de ataque a la religión católica y a sus jóvenes. Y considero que es una falta de respeto a la visita del Papa, máxima autoridad de la Iglesia Católica.

Los que atacan a nuestra religión nos dicen que nosotros juzgamos, que no entendemos que también hay otras vías de ser feliz, ¡que nosotros somos los que nos comportamos mal! Me molestan mucho este tipo de críticas negativas hacia la Iglesia Católica y a los católicos, porque yo también me siento atacada y criticada a razón de mi fe y mi religión y no es justo. Porque yo respeto a las personas, respeto todas las creencias y creo en el amor y la paz entre todos. Me molesta y me enoja la falta de hermandad, la falta de respeto, la falta de amor entre todos nosotros… Y esta situación en Madrid terminó de enojarme por completo hasta decir:

¡BASTA! me voy a hacer oír,,, a través de mi Blog para jóvenes,  que es el medio que por ahora dispongo...cómo jóven cristiana que soy…

¿Acaso no somos todos hermanos en Dios?¿ustedes quienes son para juzgar y criticar las creencias de otra persona?¿Porqué siguen haciendo daño y faltando el respeto con críticas y dures ataques a la fe de los católicos, al Papa, a la Iglesia? ¿No se dan cuenta el daño que hacen gratuitamente?

Todos los católicos del mundo sabemos que fuerzas del mal atacan permanente a la Iglesia Católica y sus seguidores.

Sufriendo permanentes críticas y cuestionamientos a la fe y a las creencias que tenemos profundamente arraigados en nosotros. Realmente me molesta mucho esta situación. Y mi forma de manifestarme en contra de esta situación es también con el siguiente artículo que publicaré a continuación en dónde expondré datos importantes y muy intersantes de la religión católica y su Iglesia que hacen nulo el sentido de la protesta en Madrid en contra de gastar dinero para la seguridad porque visitará el lugar el Papa. Y además disuelve totamente las críticas que se están escuchando a raíz de este asunto. Y también otras críticas absurdas a nuestra religión. Debemos estar orgullosos de ser Católicos.

Yo creo en el amor entre todas las religiones, Dios en el centro.

Respeto ante todo.

¿Cómo manejar las críticas?

Me molestan tanto las críticas! Realmente me enfurecen! Al punto de dejar de hablar con la persona que me critica, me pone tan nerviosa que me critiquen constantemente y muchas veces sin razón, o de forma equivocada. Me molesta mucho. Pido a Dios que me ayude, que me dé mansedumbre y prudencia.

He encontrado interesante información sobre qué son las críticas y cómo manejarlas, desde un punto de vista de liderazgo en la Iglesia:

 

LAS CRITICAS

Algunas personas se derrumban bajo el peso de las críticas; otras se ponen a la defensiva, y otras más reaccionan de manera violenta.
Todas esas actitudes son modos incorrectos de reaccionar ante la crítica, según declara el psicólogo Hebert Hoffman… Pero usted puede manejar correctamente las críticas si tiene un poco de paciencia y sigue lo mejor posible estos sencillos pasos:
‘Una respuesta inadecuada a la crítica puede destruir la amistad, dañar a un matrimonio o destruir una carrera profesional’, asevera el Dr Hoffman.
Así que antes de abrir la boca para contestar la agresión a una crítica hecha de mala fe, tome en cuenta las siguientes normas de conducta para que enfrente con éxito la corrosiva y terriblemente destructiva crítica:

– Piense que las críticas que le lanzan, en realidad son cumplidos disfrazados.
‘Cuando alguien le haga una crítica injusta, considere que lo que en realidad quiere su atacante es darse importancia’, indica Hoffman. ‘Esto significa que usted está destacando en su campo y que la crítica, más que nada, es un cumplido disfrazado’.

– Prepárese contra la crítica elaborando mentalmente una respuesta fría.
‘Una respuesta violenta generalmente es contraproducente’, añade el psicólogo. ‘Por ejemplo, si se siente demasiado enfurecido (o enfurecida), es mejor que en ese momento no discuta. Una respuesta fría siempre da mejores resultados.
‘Prepare su respuesta con suficiente tiempo. Por ejemplo, diga algo como: ‘Siento que lo veas de ese modo’, o ‘Gracias, te agradezco el comentario. Lo tendré en cuenta’. Estas respuestas están diseñadas para controlar la situación’.

– Analice honradamente la verdad de la crítica y acepte su responsabilidad.
Hasta la crítica más hostil tiene su grado de verdad. Por otro lado, no debe ignorar la posibilidad de beneficiarse con lo que dicen. Desarme a su oponente preguntándole cómo puede hacerlo mejor’.

Autocritíquese antes de que lo hagan otros y con honestidad vea esos defectos que otros le criticarán para que sin demora modifique su conducta.


LA PERSONA QUE TE CRITICA CONSTANTEMENTE

Puede suceder que solamente se queje. A menudo, sus palabras distan mucho de lo que quiere expresar. El significado real de su comentario crítico puede ser que está tan infeliz con su vida que se niego a ver algo positivo en cualquier cosa, o que necesita desesperadamente que se le preste atención y no conoce ningún otro modo de lograrlo. También podría significar que se siente impotente en cualquier otra área de su vida, y éste es el único lugar y el único modo en que puede ejercer alguna apariencia de control.
Tal vez simplemente necesite amor, no una respuesta a la crítica. Si un líder responde a sus quejas, sólo alentará más crítica.

CLASIFICACIÓN DE LAS CRÍTICAS

Anticípese a lo que alguien pueda decir Mateo 5.43–48; Romanos 15.5, 6
Las críticas vienen en muchos tamaños y medidas. Algunas son abiertas y otras encubiertas.

1. Gente que rechaza la autoridad. Estos críticos no respetan ninguna autoridad, excepto la suya propia.
Cuando eran niños se rebelaban contra sus padres, en el trabajo contra sus empleadores, y ya adultos contra cualquier líder de cualquier grupo al que se unan. Ellos defienden la postura de que toda autoridad debe ser cuestionada.

2. Gente con cualidades naturales de liderazgo que no forman parte de la mayoría. Como resultado de esto, se transforman en líderes de la minoría y sienten que deben estar en oposición para cumplir bien su función. Cuanto más capaces son, más difícil es para el líder trabajar con ellos.

3. Gente que critica para demostrar sus conocimientos. Aquellos que se consideran buenos en determinada área dirán que otros no lo son tanto. Por ejemplo, un excelente sastre va a criticar permanentemente la forma en que se visten los demás.

4. «Aulladores naturales». La mayoría de las instituciones tienen gente que se comporta como un sabueso sentado sobre un pequeño cactus: prefieren aullar a moverse. Cada idea nueva se convierte en una excelente ocasión para armar escándalo.

5. Gente que utiliza la crítica para exorcizar conflictos internos. Un amigo dice de estos críticos: «Son como una bomba lista para explotar en cualquier momento.» Su crítica es permanente y petulante, más personal que organizacional; no está fundada en la doctrina sino en el ego. He encontrado que puedo utilizar esa clase de crítica para identificar a aquellos que están lastimados. Una persona insatisfecha consigo misma a menudo transfiere la insatisfacción a otros. En este caso, la crítica puede ser una invitación a encontrarse con alguien que sufre una necesidad profunda.

6. Críticos sinceros, honestos, interesados. Algunas personas se sienten responsables por el buen funcionamiento de la institución. Por lo tanto, cuando emiten una crítica debo tratarlas con respeto, atención y cortesía. No son mis enemigos, sino mis amigos. Los buenos críticos son como boyas en el río: te mantienen dentro del canal.

REACCIONES ANTE LAS CRÍTICAS

Cuatro reacciones comunes al conflicto en la iglesia Mateo 18.15–20; 1 Juan 3.16–18

Las personas que le temen al conflicto comúnmente responden a los desacuerdos de una de las maneras siguientes:

1. Sobre-espiritualizándolos. Un líder cristiano me llevó aparte luego de un intenso esfuerzo por resolver una contienda enconada en la iglesia. «Supongo que todo este énfasis por poner las cosas al descubierto no es tan malo —comentó—, pero realmente no creo que nos haga ningún bien. Lo que esta iglesia necesita no es diálogo; necesitamos ponernos de rodillas y orar, confesar nuestros pecados, y enderezar nuestro corazón delante de Dios. ¡Eso terminará con nuestros conflictos!»

2. Negándolos. La tensión había paralizado a los ancianos de una congregación durante meses. Dejaron de comunicarse unos con otros y en vez de ello, hablaban con los demás miembros de la congregación acerca de su frustración. Cuando convocamos a una reunión para que los ancianos pudieran comunicarse directamente, la miembro que más se distinguía por sus intervenciones bruscas, comenzó con una negación. «No pretendo decir mucho —declaró ella con aire de superioridad—. Estoy aquí porque se me pidió que viniera. Pero le he entregado todo esto a Dios. No tengo problemas con nadie aquí, y no entiendo por qué todos siguen inquietándose y quejándose.»

3. Trivializándolos. ¿Por qué no pueden estas personas ser un poquito más maduras? — se quejó el presidente de la junta de una iglesia acerca de una reciente riña en la congregación —. Hay gente que se está muriendo de hambre, estamos rodeados de almas perdidas, y nosotros nos destrozamos unos a otros por detalles ridículos. ¿Por qué malgastamos nuestro tiempo en estas protestas insignificantes?

4. Tropezando con la culpa. «Siento como si fuera un fracaso como pastor cuando hay discordia en la iglesia —confesó un ministro angustiado— tal vez no estoy ejerciendo el liderazgo apropiadamente.»
Las personas que responden de una de las maneras arriba mencionadas tienen algo en común: asumen que el conflicto es algo negativo y destructivo. Si bien las heridas son muchas e innegablemente reales, estas suposiciones provocan lo peor en otras personas. Cada uno de estos enfoques bloquea la comunicación e intensifica los sentimientos de desesperación, incomprensión e ira.
La pregunta no es si estamos en desacuerdo, sino cómo lo estamos. Si entendemos las Escrituras, la historia de la iglesia, y la experiencia humana correctamente, no nos veremos en la necesidad de decir:
«¡Ay, no¡ ¡otra vez!» Debemos tener el valor de decir: Bueno, ¿qué nos va a decir Dios esta vez?

 

¿CÓMO MANEJAR LAS CRITICAS?

Siete pasos bíblicos y prácticos 1 Corintios 13.4–13; Hebreos 12.14, 15
La crítica viene con el liderazgo. He aquí algunas maneras de enfrentarla:

1. Anticípese a la crítica específica. Todo líder capaz conoce a los «líderes claves» dentro de un grupo y a menudo les habla con anticipación, consiguiendo su apoyo o escuchando sus críticas antes de una reunión. No se puede iniciar una reunión sin saber cuál será la votación.

2. Asuma que la crítica es lógica. Siempre es mejor asumir que la crítica de una persona es sincera.
Dependiendo de la base de la cual parte la persona, la crítica es completamente lógica. La clave es entender esa base. Por lo tanto, para trabajar con las críticas de las personas debemos conocer sus creencias profundas, sus tendencias, sus experiencias, sus posiciones teológicas y, especialmente, la posición de su ego.

3. Limite la crítica que usted aceptará. Un líder debe saber cómo limitar la crítica que él o ella aceptará.
Muchas veces he permitido que la crítica negativa de una solapersona me impida ver a las otras cien que están de acuerdo.

4. Haga de la crítica constructiva parte de la cultura. Ya que va a haber críticas, conviene hacer que la crítica constructiva se transforme en parte de la cultura de la iglesia. Toda organización bien dirigida debe tener una cultura establecida, afirmada, comprendida y con la que se esté de acuerdo. Esto no incrementará la cantidad de críticas; más bien, canalizará la crítica existente para que ésta logre algo valioso.

5. No convierta la crítica en una cruzada personal. A menudo ante la crítica levantamos una cruzada personal, pero hay muchas acusaciones intrascendentes a las cuales no vale la pena prestarles atención, ya que estas caen por su propio peso.

6. Admita que se ha equivocado. Trato de ver en cada crítica razonable una oportunidad para revisar mi posición. Aunque las Escrituras son infalibles, los líderes no lo somos.

7. No tome venganza. Es importante personificar la tolerancia y evitar toda retribución.

(Fuente: Página web JesusDios)

Las personas y sus creencias religiosas

El Evangelio no conservó todo lo que Jesús dijo e hizo, pero en ninguna parte del mismo se ve algo que sea como un llamado “a cambiar de religión” o una amenaza para los que van por otro camino que no sea el de la Revelación. Jesús deja que sigan por el camino por el que el Padre los lleva.”

(copia de la explicación de La Biblia, figura en letra chica,  en Mc 7)


Yo defiendo firmemente este pensamiento. Porque respeto a las personas. Respeto sus creencias. Y creo que todos somos hermanos en un mismo Dios.

El 21 de septiembre fue designado por  la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Día Internacional de la Paz, para “conmemorar y fortalecer los ideales de paz en cada nación y cada pueblo y entre ellos”.

Propongo fomentar la paz desde dónde estemos, en nuestra vida cotidiana, no solo ese día, sino todos los días de nuestra vida.

¡Unidos por la paz en el mundo!