Le has pedido ayuda al Señor?

No importan los retos que tengas que enfrentar.

Si le has pedido ayuda al Señor, entonces tranquilidad, que Él se encargará de enviarla!. Por cierto, pon atención cuando te llegue esa ayuda, quizás sea a traves de un amigo, un familiar, un compañero de trabajo o quizás un extraño…ni sospecharás que Él está detrás de todo esto. Asi es como le gusta operar a Dios!

“Pues el Señor está atento a lo que ocurre en todo el mundo, para dar fuerza a los que confían sinceramente en El” (2 Cron 16,9)

Anuncios