Cómo vivimos demuestra la fe

Mientras intentamos dar a luz a Dios en el mundo actual, sirviendo como evangelizadores, compartiendo con los demás, nosotros a menudo necesitamos justificación. Siempre habrá personas a las que les desagradamos o que rechazan nuestra sabiduría porque ellos malinterpretan la fe que tenemos.

Nuestras buenas obras y nuestras acciones de amor revelan la presencia de Dios dentro de nosotros, y éstas son las únicas justificaciones que necesitamos. Como también nuestra habilidad, a veces sobrenatural, de resistir las dificultades sin vernos derrotados.

 

La próxima vez que te malinterpreten y te sientas tentado a defender tú fe y explicar tus motivos, cierra bien la boca y permite que tus obras sagradas hablen por sí mismas.  Esto no es fácil, sin embargo, porque queremos justificación instantánea.  Necesitamos recordar que Dios nos defiende mucho mejor de lo que nosotros podemos, y Él hace esto haciendo sus trabajos por medio de nosotros, que es a menudo el único idioma que entienden los incrédulos. “Y la Sabiduría se ha acreditado por sus obras”

Algunas personas serán convertidas finalmente por esto.  Otros permanecerán ciegos a la verdad debido a su terca resistencia.

Sin embargo, a pesar de lo que les suceda a los que observan nuestra cristiandad, nuestra fe crecerá.

Entre más tratamos de demostrar nuestra fe por cómo vivimos nuestra fe, más pura llega a ser.

Fuente: “Reflexiones del alma”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: