Creo para entender

“Para San Agustín la fe no requiere una justificación exterior a ella misma. Por eso, proclama el lema “Creo para entender”. Creer no es un consuelo, ni un comercio con Dios, ni un acto supersticioso, sino una decisión fundamental en el proceso de búsqueda del sentido de la propia vida.

Las discusiones teológicas no eran para Agustín una cuestión académica sino que adquirían un hondo significado vital.”

Libro “Confesiones de San Agustín”

Yo, tu hija, creo en ti Señor, me guía tu Voluntad y te sigo.

 

Esta frase resume perfectamente el significado de la fe. Primero se cree, luego se entiende. No se trata sólo de un razonamiento lógico. Porque Dios no entra en los límites de la razón humana, hay cosas que no se pueden enteder sólo con la razón. Se necesita primero creer para que se abra la puerta de nuestro corazón y de nuestro entendimiento para que podamos comprender una parte de la infinitud y eternidad que es Dios amor.

La fe es más bien una experiencia y no un discurso. Por eso dice San Agustín que no le interesan las discusiones teológicas como una cuestión académica sino como una guía para darle sentido a la vida.

La fe como sostén y fuerza de la existencia humana, como experiencia del amor eterno que nos tiene Dios.

Autora: Marilyn

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: