Comunidad de Convivencias con Dios

 

Es una “ESCUELA DE ESPIRITUALIDAD”, se utiliza ese término porque se refiere a un cuerpo de doctrina, con objetivos y con medios para alcanzarlos. Tiene rasgos característicos que la distinguende otras.

 

Toda escuela católica tiende a la unión con Dios por la imitación o seguimiento de Cristo, mediante la gracia y el ejercicio de las virtudes.

 

Las CcD tienen la pretensión de ser un cuerpo de doctrina coherente, con repercusiones en diversos aspectos prácticos de la vida cristiana. Alguno podrá decir que tal escuela está pasada de moda, porque marcha a contramano de la que el mundo propone y así no podrá atraer a la gente capaz de influir en la sociedad posmoderna.

 

La existencia de Dios y su acción en el mundo no es evidente como en otros tiempos. Por eso mismo, para responder a los que proclaman “la muerte de Dios”, rechazando la moral, la Iglesia y toda expresión de religiosidad, hace falta un mensaje que comience mostrando la relatividad de todo lo visible.

 

El “Dios escondido” (Is 45,15) está dispuesto a revelarse a quienes se animen a buscarlo (Jer 29, 13; Mt 67, 7-11) y aun a los que no lo buscan (Is 65, 1-2).

 

Fuente: Cuadernillo “Comunidad de Convivencias con Dios. Doctrina de nuestra escuela. Tomo I, partes 1 y 2. Editorial Convivencias con Dios”

Mira lo que hizo mi Jesús!

 

¿Quién dijo que alabar al Señor es aburrido?

Pon los parlantes fuerte y preparate para bailar y cantar!!

Baila y alegráte en el Señor!!! 🙂

Diviértete alabando al Señor! Que en donde estés ahora sea una fiesta para el Señor!Muévete! Baila! Canta para Dios!!! Aleluya!!!

Alégrate!!! Que el Señor está contigo!! Poqué estás triste?? Si ya Jesús venció al mundo por ti! Levántate! Regocijate!

Alabemos al Señor con cantos y danzas!!!

 

Hoy tuve la experiencia de poder sentir al Señor muy presente. De poder alabarlo y bendecirlo frente a la presencia del Sagrario. Que maravilloso!

 

Los invito a ir a Misa. Los invito a adorar al Señor en el Santisimo. A recibirlo en la Santa Eucaristía.

 

El Señor nos ama, y nos abraza, con su amor infinito nos dice que Su amor es más grande que nuestros pecados. Que aún teniendo imperfecciones y cosas que tenemos que mejorar, Él nos ama. Pero es un amor real, no es una teoría o una mera explicación.

 

La oración es una experiencia de amor. Un amor tan grande, que nos dice que Su amor nos basta. ¿Por qué buscamos amor en personas que no son las indicadas? Y nos dice “Si conocieras cuanto te amo dejarías de mendigar cualquier amor”. Cuántas veces buscamos una pareja o una amistad que llene el vacío de amor que hay en nuestro corazón. Cuántas veces necesitamos de una palabra de aliento o de felicitación del otro para asi poder tener fuerzas y motivación. Cuantas veces estamos “medigando” amor a los demás, con reconocimientos, halagos, atenciones y mensajes.

 

Nos olvidamos que Dios nos regala Su amor. Y es un amor que no nos pide nada a cambio. Porque todo es de Él. Porque Él nos ama así como somos, con nuestros pecados, nuestras miserias y nuestras suciedades. Porque somos sus hijos y como tal nos ama mucho!

 

ALABEMOS AL SEÑOR!! Bendito seas Señor! Alabado seas Señor!


 

Su amor debería ser suficiente para nosotros. De tal forma de no estar buscando el amor en el novio incorrecto, o en la amistad incorrecta. Sino buscar el amor en el Señor. Que seamos como unos sedientos que llegan postrados ante Él a beber de esa agua viva, de esa agua pura que es el manantial de su amor.

 

Dejémos abrazárnos por el Señor. Descansemos en su presencia. Entregemos todo nuestro ser, nuestra vida, nuestros proyectos y nuestra familia. Todas nuestras preocupaciones y miedos entregemos al Señor. Él aliviará nuestra carga y nos devolverá la alegría y el gozo de estar en su presencia y vivir para servirlo.

 

Él es grande, es poderoso, nada ni nadie puede contra Él, es nuestro defensor, nuestro guía, nuestro liberador, Él es nuestro refugio, nuestro amparo. Dios es Amor.

 

Que Tu Palabra se haga eco en todos los lugares del mundo! Que Tu Amor pueda llegar a esas personas que te necesitan!

 

Gracias Señor!!! Dios te ama!! Con cantos y bailes alaben y bendigan al Señor!

 

“Bendigan, pueblos, a nuestro Dios, que se escuchen sus voces, que lo alaban” (Sal 66, 8)

“Canten a Dios y toquen a su Nombre, …, alégrense en Dios y bailen ante él.” (Sal68,5)