Salmo 91: Dios te cuida y te proteje

En el salmo 90 Dios nos recuerda que Él nos proteje, cuida y acompaña:

“Aunque caigan mil hombres a tu lado y diez mil, a tu derecha, tú estarás fuera de peligro: su lealtad será tu escudo y armadura.” (7)

“Pues, si mi nombre acogió, lo libraré, lo protegeré, pues mi Nombre conoció. Si me invoca, yo le responderé, y en la angustia estaré junto a él“. (14-15)

En momentos de angustia o enfermedad,  Dios está con nosotros. Nos acompaña, nos cuida, nos escucha y responde a nuestras plegarias. Entonces, no debemos apoyarnos excesivamente en alguna persona para que nos anime y nos dé tranquilidad. Tenemos a Dios, Él es nuestro mejor amigo. Él nos conoce como nadie más. Él nos ama con un amor tan grande y misericordioso que ninguna persona es capaz de dar.

En momentos de dolor, apóyate en el Señor. Nunca estamos solos, porque tenemos su compañía. Si no tienes amigos, familia o personas que te demuestren amor, no desesperes, lo tienes al Señor. Y Él está vivo, Su presencia es tangible, es real. Si lo llamas, pudes sentir la suave brisa cálida del Espíritu Santo entrar a tu corazón y darte paz. Puedes experimentar la presencia de Dios Padre tomándote en sus brazos, derramando infinito amor por ti. Y puedes experimentar la prescencia de Jesús, al lado tuyo, tomándote entre sus brazos, fundiédote en su amor con su abrazo, tan hermoso, su mirada en tus ojos se fijan,  ese amor tan puro, tan misericordioso, nos ama tanto Jesús! Dios Trino es tan maravilloso!!!

Entonces, ¿Por qué a veces te sientes solo? ¿Por qué no buscas el apoyo en Dios? Él siempre te acompaña y te cuida!

Autora: Marilyn. Dibujo: Fano

Anuncios

300 posts!

 

Queridos lectores,

Hoy es un día especial! El blog ha llegado a 300 publicaciones!

Agradezco al Señor por insiprarme a crear el Blog para la evangelización de los jóvenes, y por ayudarme a escribir y seleccionar los textos según Su voluntad. Los artículos siempre surgen a raíz de mi oración personal.

 

Que el Amor de Dios se derrame en sus vidas.

Muchas gracias por sus visitas, son siempre bienvenidos.

Los quiero,

Marilyn