¿No puedes estar una hora conmigo?

 

Ésta es la pregunta que nos hace Jesús, hoy jueves Santo a la noche. Momento de Exposición y Adoración del Santísimo Sacramento en las Iglesias. Jesús mismo nos estará esperando en el Altar.

Es la misma pregunta que les hizo a sus discípulos después de la Última Cena, cuando se retiró a orar al Jardín de Getsemaní. (Mt 26, 36-40)

 

BENEFICIOS DE UNA HORA SANTA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA

Toda persona que pasa unahora de adoración ante Jesús en el Sacramento de la Sagrada Eucaristía, desarrolla una relación personal con Jesús y crece en amor y santidad. Un tiempo de silencio con nuestro Señor en la adoración, permite que lo escuchemos y reconozcamos Su Voz cuando nos habla a nuestro corazón.

ENTONCES, ¿QUÉ HAGO?

“Permaneciendo en silencio ante el Santísimo Sacramento, es a Cristo, total y realmente presente, a quien descubrimos, a quien adoramos y con quien estamos en relación”. (Papa Juan Pablo II).

Por medio de la adoración al Santísimo Sacramento expresamos nuestra amistad y nuestro amor a Jesús.

 

¿ES LO MISMO ADORARLO ANTE EL SAGRARIO?

El Sagrario es donde se guarda la Eucaristía en la Iglesia. Hay una lucecita roja para indicarnos el lugar, que es enfrente de los fieles, al lado del Altar .

La diferencia entre pasar un tiempo con Jesús en el Santísimo Sacramento expuesto en la custodia, a pasarlo ante un Sagrario, es la misma diferencia que existe entre conversar con un amigo cara a cara en lugar de hacerlo separados por una puerta cerrada. Ver a Jesús expuesto en la Sagrada Eucaristía es más conducente a la intimidad y a la oración personal.


Queridos lectores: Jesús los invita a estar con Él una hora, junto al Santísimo Sacramento, allí está esperándolos….

 

En vivo, Adoración al Santísimo y predicaciones para jóvenes: http://www.rccmanizales.org/adoracion-al-santisimo/renovacion-en-vivo.html


Anuncios

Jueves Santo: Eucaristía

 

El Jueves Santo se recuerda la última cena de Jesús con sus doce apóstoles, en donde instauró el Sacramento de la Eucaristía. En éste día se invita a los fieles a dedicar un tiempo para adorar al Santísimo Sacramento.

 

¿QUÉ ES LA EUCARISTÍA? ¿Y EL SANTÍSIMO SACRAMENTO?

La Sagrada Eucaristía, el Santísimo Sacramento, es Jesús Mismo.

En la noche del primer Jueves Santo, Jesús nos dio nada menos que el regalo de Su Cuerpo y Su Sangre, el Santísimo Sacramento.

¿QUÉ PASÓ EN LA ÚLTIMA CENA?

 

Jesús instauró el Sacramento de la Eucaristía, cuando tomó el pan y dijo:   “Tomen y coman todos de él, porque esto es mi Cuerpo, que será entregado por ustedes”, y luego tomó el cáliz de vino y dijo: “Tomen y beban todos de él, porque éste es el cáliz de mi Sangre, Sangre de la alianza nueva y eterna, que será derramada por ustedes y por muchos para el perdón de los pecados. Hagan esto en conmemoración mía”.

 

¿CÓMO SE LO RECUERDA EN LAS MISAS?

En toda Misa Católica, el pan y el vino “por las palabras de Cristo y la invocación del Espíritu Santo, se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo”. A ese importante momento se lo llama “transubstanciación”.

El sacerodote extiende las manos sobre las ofrendas (pan y vino) y dice:

“Bendice y santifica, oh Padre, esta ofrenda, haciéndola perfecta, espiritual y digna de ti, de manera que sea para nosotros Cuerpo y Sangre de tu Hijo amado, Jesucristo, nuestro Señor.” Y luego repite las palabras que pronunció Jesús en la última cena y el sacerdote finaliza diciendo “Este es el sacramento de nuestra fe”. A lo cual nosotros respondemos: “Anunciamos tu muerte,proclamamos tu resurrección.¡Ven, Señor Jesús!”