Jesús sana

 

¿QUÉ SANA?

Hola queridos lectores, hoy los invito a reflexionar sobre el poder sanador de Jesús. El sana, de verdad, sana físicamente también, de enfermedades, dolores, fiebres, cegueras, debilitamientos, etc. Ademas de sanar angustias, temores, decaimientos, soledades, etc. Ademas de sanar la mente, sana el cuerpo y el espíritu. Es el mejor remedio que existe! (y sin contraindicaciones).

 

 

¿JESÚS ESTÁ PRESENTE HOY EN DÍA?

Algunos piensan que Jesus existió hace mas de 2000 años y ahora no, que Jesus sanó en su momento y ahora no, que porque no lo vemos El no está. Pero esto no es así, Jesús está, existe, su presencia se siente si lo llamas y le pides sanación, El te escucha, te atiende, El nos ama tanto!.

(Recordemos que Jesús es Dios. El Hijo proviene del Padre, y actúa con su Esprítu Santo. Es Dios Trino. Un misterio divino en el cual creemos)

 

 

CONFIEMOS EN EL

Yo confío en El, confío en su gran poder sanador, y sé firmemente que El escucha el clamor de los buenos, de los que los sirven y lo aman, de los que no se averguenzan de seguirlo. El escucha y atiende sus súplicas.

 

 

TESTIMONIOS EN LA BIBLIA

Testimonios de sanaciones fisicas que hizo el Señor.

En Juan 9 se relata la sanación de un ciego de nacimiento, Jesús hizo barro con la tierra, se la puso en los ojos, y sanó, el ciego volvió a ver. Y esta persona luego de su sanacion dijo: “Es sabido que Dios no escucha a los pecadores, pero al que honra a Dios y cumple su voluntad. Dios los escucha. Jamás se ha oído decir que alguien haya abierto los ojos de un ciego de nacimiento. Si éste no viniera de Dios, no podría hacer nada” (Jn 9, 31-33)

 

En Juan 11 se relata la resurrección de Lázaro, Jesús obra otro importante milagro. Recordemos que el término resurrección quiere decir una “transformación de nuestra persona, y es ante todo espiritual, empieza desde el primer momento en que la fe nos hace salir de nuestra mezquina manera de vivir, para abrirnos a la vida de Dios” (explicación en la Biblia de Jn 11).

 

En Juan 4, 46-54 se relata la sanación del hijo de un funcionario. Jesús atiende la suplica de un padre preocupado por la enfermedad de su hijo, le dijo a Jesús: “Señor, ten la bondad de venir antes de que muera mi hijo. Jesús le contestó: Puedes volver, tu hijo está vivo ” (Jn 4, 49-50) Y cuando el padre preguntó a sus sirvientes cuando el hijo habia mejorado ellos le contestaron: “Ayer, a la una de la tarde se le quitó la fiebre. El padre comprobó que a esa misma hora Jesús le había dicho: Tu hijo está vivo. Y creyó él y toda su familia” (Jn 4, 52-54)

 

 

JESÚS MANIFIESTA SU PODER SANADOR

Cuántas veces le pedimos a Dios que sane físicamente, y Jesús manifiesta su poder sanador en ese mismo momento de la petición. Que grande es el poder del Señor! Te alabo Señor por esas sanaciones que obras, por esas veces que atiendes la suplicas de tus fieles. Eres tan bueno! Gracias! Y te pido que sigas obrando esas sanaciones que te pedimos. Te lo pedimos Señor, con un corazón confiado, con un corazón lleno de amor y de fidelidad a Ti. Nosotros, tus hijos, de todos los países, unidos como hermanos, te lo pedimos. Amen.

 

Autora: Marilyn.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: