Archivos Mensuales: agosto 2012

Actitud optimista!

“Para quien está afligido, todos los días son malos; para quien está contento, son una fiesta constante” (Prov 15, 15)

Los invito a ver la vida de modo positivo. Ver todas las cosas buenas y lindas que hay en nuestra vida, centrar la atención en las bendiciones que nos rodean, en las posibilidades que tenemos, en las oportunidades que podemos atrapar. Y no en las cositas que hay para mejorar, o en las pequeñeces que nos pueden quitar la paz.

Hay tanta gente que quisiera estar en tu lugar! Y con eso sería súper feliz! Aprovecha tu vida! Miremos el lado positivo de las cosas!

Mira los problemas como pequeños milagros que te traerán conocimiento y cambios. Lo demás se lo entregamos al Señor y El se encargará!

Autora: Marilyn

Anuncios

Oración de fe

 

“Jesús:

Yo creo que tú eres el médico divino que quieres mi salud, porque me amas.

Confío en ti y en tu poder salvífico para mi vida. Hoy me pongo en tus manos para que hagas de mí lo que quieras.

Renuncio a mi proyecto de vida.

Hoy me desprogramo y te entrego todo plan, trabajo y apostolado.

Aun aquello que creo bueno te lo entrego.

Te doy mi consentimiento total sin condiciones para que hagas conmigo lo que quieras.

Te hago libre para que cumplas en mi el plan de tu Padre; cueste lo que cueste, duela lo que duela.

No importa. Me abandono completamente en tus manos. Amén”

Fuente: Libro “La confianza en Dios, fuente de la paz”

 

 

Si, Señor, te entrego mi vida por completo. Para que hagas Tu Voluntad y no la mía. Te entrego mis planes, mis proyectos, mis ganas de vivir para servirte. Mi vida es tuya, vivo para Ti, existo por Ti. Te doy mi consentimiento total para que hagas en mi vida lo que tu quieras, aunque me cueste, aunque duela, aunque no haya pensado esas posibilidades en mi vida, si Tu lo quieres, que así se haga. Te doy plena libertad para actuar en mi vida. Sé que quieres que sea feliz, y que Tu Amor esté en mi corazón cada día  para darme la fortaleza y la paz que necesito para seguir Tu camino. Amén (“que así sea”).

Autora: Marilyn

Ser “servidor”

“El más grande entre ustedes se hará servidor de todos” (Mt 23, 11)

“…no se dejen llamar Maestro, porque no tienen mas que un Maestro, y todos ustedes son hermanos… Tampoco ustedes se dejen llamar Guía, porque ustedes no tienen más guía que Cristo….Porque el que se pone por encima, será humillado, y el que se rebaja, será puesto en alto” (Mt 23, 8-12)

 

Cuando formamos parte de un grupo de oración es común que a las personas que organizan las actividades o la oración los llamen de diferentes maneras. Puede ser: “guías”, “coordinadores”, “maestros”, etc. Y también es común que se los llame “servidores”, pero creo que es importante reflexionar sobre su profundo significado en fe.

Generalmente por tener un “puesto” de liderazgo en la Iglesia o de un grupo de oración pueden surgir actitudes de soberbia, orgullo o de sentirse más importante que los demás.

Pero Jesús en esta ocasion nos enseña una valiosa leccion que siempre deberíamos tener en cuenta cuando Dios nos de la gracia de participar en la organización de un grupo de Su Iglesia. Nos enseña la humildad.

Diciendo “El más grande entre ustedes se hará servidor de todos”, nos enseña que si tenemos muchas virtudes o gracias que Dios nos regaló y nos destacamos en muchas cosas, debemos ponerlo al servicio de nuestros hermanos en fe con una actitud de humildad.

¿Que quiere decir ser humilde? Quiere decir adoptar una actitud de evitar llamar la atención, de hacer nuestras tareas con prudencia sin querer que un reflector enorme con luces brillantes nos ilumine cada vez que hacemos algo,  no querer que nos feliciten y nos halagen por cada cosa que hacemos…. Sino, por el contrario, hacerlo con tranquilidad, sin llamar la atención y valorando cada instante de servicio a los demás como un precioso momento en el que estamos dedicando parte de nuestro tiempo, de nuestra vida para la construcción del Reino de Dios. Poniendo al servicio de los demás los talentos que Dios nos obsequió.

Jesús nos enseña a evitar que nos llamen “guías” o “maestros”. Porque el único “Guía” y “Maestro” es el Señor. Y más aún en un grupo de oración o en una comunidad de Su Iglesia. Si tenemos la maravillosa gracia de que el Señor nos haya puesto en un grupo de organización en Su Iglesia, los invito a evitar usar esas palabras para describir nuestro servicio. Y digamos con gran alegría y conscientes de su verdadero significado:

Somos servidores del Señor!

Autora: Marilyn

Te amo Dios!!! Cuenta conmigo!

Te amo, te amo, te amoooo Señor!!

Dios Padre, quien me toma en sus delicados brazos para que pueda descansar. Quien me tranquiliza con sus suaves palabras, que me alienta con su Amor, que me consuela, me aquieta rodada de Su Amor.

Jesús, mi amigo, mi hermano, quien posa su mano con suave bondad en mi hombro cuando lo llamo, El se manifiesta, su presencia se siente. Es quien irradia sanación, perdon, vitalidad. Y llena mi alma de su poder. Un poder que atraviesa todo tipo de miedos, todo tipo de enfermedad, angustia o barrera que se oponga a su amor.

Espiritu Santo, brisa suave y fresca, viene con fuerza y arrasa todo lo oscuro.  Limpia mi alma, despeja mi mente, refresca mi corazón. Cuando digo: “¡Ven Espiritu Santo!” te experimento, y te siento en mi mente, en mi alma, en mi cuerpo. Me liberas, me sanas, me das el Amor de Dios.

Dios Trino, lo mas maravilloso del mundo!!! Cuenta conmigo siempre!!!

Autora: Marilyn

Aprovecha tu tiempo

 

En la lectura del día de hoy Jesús cuenta una parábola, una historia con la que nos enseña (Mt 20, 1-16). Hay frases que llamaron mi atención…

 

“…un propietario que salió muy de madrugada a contratar obreros para trabajar en su viña.”

Nosotros somos propietarios de nuestra vida, esa es nuestra viña, nuestro campo para sembrar cosas bonitas. Salimos temprano? Aprovechamos el tiempo? Es muy importante tratar de mejorar en la administración del tiempo del día. Podemos pedirle ayuda a Dios, que su mano nos sostenga y nos guíe al comienzo de cada día. Desde que te despiertas en tu cama, te invito a que tu primer pensamiento sea saludar al Señor, y pedirle que bendiga abundantemente tu día y que te ayude a seguir mejorando.

 

 

“Volvió a salir a media mañana…Volvió a salir al mediodía y a media tarde… y al caer la tarde… y encontrando todavía a otros obreros , les dijo: ¿Cómo se han quedado todo el día aquí, sin hacer nada?”

Te quedas en casa todo el día? La pereza se adueña de tu vida? Te cuesta mucho salir y hacer tus actividades?. Te invito a mejorar. Pídele ayuda a Dios para que puedas salir y socializar con otras personas, hermanos en el Señor. Para que con tu vida puedas ayudar a la construccion del Reino de Dios, que mediante tus acciones fuera de tu casa se manifieste que eres instrumento del Señor. Que tu sonrisa se haga sonrisa en los demás. Que tu optimismo se haga optimismo en los demás. Que tu esperanza contagie esperanza a los demás. Que ilumines con tu vida al mundo.

 

 

“Los últimos serán los primeros y losprimeros serán los últimos”

Aquí Jesús nos enseña a ser humildes. A no querer sobresalir del resto por soberbia. Una actitud de humildad nos da tranquilidad, paz, armonía con los otros. Y sin darnos cuenta, cuando adptamos esa postura, los demás nos hacen sobresalir para gloria de Dios. Y nos invitan a los primeros asientos, nos invitan a estar en posiciones destacadas… Y todo eso es por nuestra actitud de humildad. En cambio cuando comenzamos con una actitud de soberbia, es cuendo terminamos teniendo los últimos asientos, los peores lugares, los peores puestos… Y eso es por haber tomado esa actitud. Por eso, te invito a cultivar la humildad en tu vida, y empezar a poner en práctica esta hermosa virtud que traerá maravillosos frutos a tu vida. Amen! (“que asi sea”)

 

Autora: Marilyn.

Un mensaje de Dios para ti

 

Solo escucha…

 

Eres un milagro. Eres fuerte, capaz, inteligente, lleno de dones y talentos. Te hice perfecto, para que aprovecharas tu capacidad y no para que te destruyas con tonterías. Acéptate, anímate.

Eres único, nadie es igual a ti. Sigue siempre adelante.

Te di el poder de elección: elije vivir en lugar de morir. Crece cada día un poco más en optimismo y esperanza.

No te olvides que eres mi milagro. Que te quiero feliz. Usa tus dones y cambia el ambiente donde vives, contagiando esperanza y optimismo sin temor. Yo estoy siempre a tu lado.

Te lo digo yo, tu amigo,

Dios.

Te invito a evangelizar!

 

¿POR QUÉ EVANGELIZAR?

“¿Cómo podría alardear de que anuncio el Evangelio? Estoy obligado a hacerlo, y ¡pobre de mí si no proclamo el Evangelio!” (1 Cor 9, 16)

El apóstol Pablo nos recuerda que tenemos la obligación de dar a conocer el Evangelio. Y aunque no nos den esa tarea en específico, sentimos tan intensamente el mensaje de Dios, que nos urge darlo a conocer. Nos pasa como a los apóstoles cuando dijeron “Creemos y por eso hablamos”. Un fuego por dentro nos quema, las palabras salen de nuestra boca como manantial de agua viva para quienes no conocen la Palabra del Señor. Es importante cultivar la actitud humilde como Jesús. Él mismo nos dijo “El que quiera ser el primero que se haga el último”. Que Dios nos ayude a perseverar en humildad.

 

 

 

¿Y SI NO ME ENTIENDEN?

“Se niegan a creer porque el dios de este mundo los ha vuelto ciegos de entendimiento y no ven el resplandor del Evangelio glorioso de Cristo, que es imagen de Dios. No nos pregonamos a nosotros mismos, sino que proclamamos a Cristo Jesús como Señor; y nosotros somos servidores de ustedes por Jesús” (2 Cor 4, 4-5)

Anunciando el Evangelio, anunciamos la Palabra de Dios. No nos anunciamos a nosotros mismos, es bueno tenerlo en cuenta para mejorar en humildad. Y que Dios sea el centro de nuestra predica, que sea para darlo a conocer a quienes no lo conocen, para que se enciendan en el fuego del Espíritu, y en sus corazones haya nueva esperanza, nueva vida, fortaleza, y ganas de vivir. Por otra parte, el apóstol Pablo nos dice que quienes no entienden el Evangelio es porque estan ciegos espiritualmente, es decir, su mirada está en las cosas del mundo: en todo lo que es material, en lo superficial, en las apariencias…Y además es muy necesario la gracia de la fe para poder entenderlo. Y no es solo entendimiento intelectual, sino mas bien que esas palabras que prediquemos lleguen hondo al corazón de quien las escuche y lo haga acercarse a Dios Amor, así como nosotros lo hacemos, porque lo conocimos, y es nuestro sostén en la vida. Así lo pueden estar necesitando otras personas también, seamos generosos e invitemos a conocer al Señor a través del Evangelio.

 

 

¿DE VERDAD PUEDO HACERLO?

“Tenemos el mismo don espiritual de fe que tenía el que escribió: Creí y por eso hablé. También nosotros creemos, y por eso hablamos” (2 Cor 4, 13)

Somos muy afortunados de tener la gracia de la fe que nos permite creer en Dios, en su Palabra y experimentar Su gran Amor en nuestras vidas. Gracia que nos fue dada gratuitamente por el Señor. Puedes ser un instrumento del Señor para darlo a conocer. Te invito a ser un ejemplo de vida y llevar a mas personas al Amor de Dios. Será de gran bendición para tu vida y para los demás. Porque quizás ellos están desesperados, en crisis, no saben que hacer con sus vidas. Y tú puedes darle esa Palabra fresca, que da vida, que consuela y da esperanza, y con eso puedes salvar vidas. Y también puedes salvarte a ti, si te sientes desolado, triste, desganado, el saber que puedes ser muy útil a los demás como instrumento del Señor, evangelizando, te hará sentir muy feliz.

 

Puedes ser un “pescador de hombres” para el Señor!

 

 

SOMOS MENSAJEROS DE LA RECONCILIACION

“… procuramos convencer a los hombres viviendo con sinceridad ante Dios.” (2 Cor 5, 11)

Primero vivir sinceros con Dios, en paz interior, procurando no pecar, no caer en tentaciones que ensucien nuestro ser. Somos humanos y caemos, lleva esfuerzo, lo sé. Pero puedes recurrir al Sacramento de la Reconciliación (confesión), en el que Dios te perdona tus pecados, te limpia, con tu sincero arrpentimiento y compromiso de evitar esas tentaciones y caidas. Viviendo de esa forma, somos ejemplos, somos mensajeros de la reconciliación, del perdón, de la amistad verdadera, de la bondad, la solidaridad. Así con nuestros errores y debilidades, con nuestros defectos, no importa. Dios ve el potencial que tenemos, y nos ama tal como somos. Y quiere que seamos felices.

Mensajeros juntos para el Señor!

 

 

¿QUE EFECTOS TIENE ESTE SERVICIO?

“Pues este servicio de carácter sagrado no sólo proporcionará a los hermanos lo que necesitan, sino que de él resultarán incontables acciones de gracias a Dios. Este servicio será para ellos una prueba concreta: darán gracias a Dios porque ustedes son consecuentes con el evangelio de Cristo y saben compartir generosamente con ellos y con todos. Rogarán a Dios por ustedes y les tendrán cariño por la maravillosa gracia que derramó sobre ustedes” (2 Cor 9, 12-14)

Aquí el apostol Pablo está hablando de las colectas. Pero creo que es muy parecido al servicio de la evangelización, porque en ambos casos se está dando a los demás lo que tenemos (la fe y la Palabra de Dios), cultivamos la solidaridad, ayudamos a la Iglesia del Señor, somos instrumentos y ayudantes de Dios.  Y las personas agradecerán a Dios por tu vida, rogarán por ti y te tendrán cariño porque percibirán la gracia y la bendición que derramó sobre ti para ser un digno mensajero de Su Palabra y de Su Amor. Amen! (“que así sea!”)

 

Autora: Marilyn. Fuente: la Biblia (Palabra del Señor), cartas del apóstol Pablo a las personas de la ciudad de Corintios. Un gran evangelizador.