Eres luz del mundo

 

Queridos lectores, queridos amigos y amigas: Hoy me gustaría que pensemos sobre nuestra vida y cómo la estamos viviendo…

Nadie enciende una lámpara para esconderla abajo de una mesa y que nadie la vea… Es la enseñanza de una hermosa cita bíblica. Pués bien, tú eres esa lámpara, que Dios encendió para que ilumines la vida, para que ilumines al mundo. Y cómo hacemos? Tratando de ser fieles discípulos del Señor, y seguir sus enseñanzas, ser buenas personas, hacer lo mejor que podamos para dar luz a este mundo que se oscurece con la maldad de algunas personas heridas, y quieren opacar las cosas bonitas de la vida.

 

Tú existes para iluminar el mundo y que tu vida sea el testimonio para tantas personas que necesitan ver una luz de esperanza, un ejemplo de vida pura. Ojalá puedas ser esa palabra de aliento que tantas personas necesitan para seguir, una mirada amable, un gesto solidario, una caricia, un suave abrazo, un simple gesto de amor, por más chico que parecza, todo es valioso para Dios. Y si nos proponemos ser esa luz, también nos encontraremos con otras personas que iluminaran nuestra vida. Instrumentos del Señor para ofrecernos Su amor a través de ellos.

 

Vi un cartel con la cruz de Jesús, de un extremo la frase “Vive por mi”, y del otro extremo la frase “Yo morí por ti”. Y es muy cierto. Jesús murió por nosotros, murió por tu vida…. Y nos pide que vivamos por El, para El, para ser Sus instrumentos aquí, ahora, en este momento, en esa situación que estás pasando, no importa que sea… Tu puedes ofrecer tu vida para el Señor, y vivir para El, con tu estudio, tu trabajo, tu familia….

 

Vives porque Dios quizo que vivieras, eres Su instrumento, ayudante de Dios. Eso sólo basta para ser feliz, lo demás son cosas que el tiempo cura, que el olvido desvanece, pero esto es el sentido de la vida….

 

Sigue. No te rindas. Vives para Dios, porque El quizo que vivieras. Dios te ama. Y cuentas con mi amor también querido amigo lector. Gracias.

Te quiero,

Marilyn

Anuncios