¡Ánimo!

 

¡Ánimo!

 

Sigue intentando, no te rindas, no te des por vencido. Hiciste mucho esfuerzo para estar donde estás, para lograr lo que lograste, no abandones. Sé que es difícil, sé que cuesta, pero la recompenza es grande, serás libre, feliz y tendrás una vida plena. Las cosas buenas cuestan.

 

Nadie puede hacer lo que tú puedes en tu vida, toma las riendas de tu existencia y haz lo que debes, lo que te hará bien y lo que es útil, evita todo lo que te perjudica, tú ya sabes que cosas son…

 

Tú puedes hacerlo! Puedes terminar lo que empezaste: ese proceso de sanación y superación personal que estás transitando te traerá abundantes frutos. Dios te dará mucho más de lo que pides, pues eres valioso ante sus ojos. No dejes que las críticas de los demás te desanimen, pues tú sabes lo que eres, Dios sabe lo que eres, y eso es lo importante. No creas todo lo que te dicen.

 

¡Ánimo! Sigue camino, aunque cueste, no te rindas. Sigue avanzando aunque sea lento, lo importante es no detenerse. Y si caes, levántate y sigue!, aunque sea de a pequeños pasos, todo es valioso. Aunque a veces retrocedas, tómalo como un espacio para hacer carrera y tomar envión con vitalidad, esperanza y alegría. Tú puedes! Sigue y lo lograrás!

 

Autora: Marilyn

Anuncios