Saber defendernos con bondad

Hola queridos lectores, cómo han estado?

Hoy los invito a reflexionar sobre saber defendernos conservando la bondad y la fe. Creo que muchas veces somos juzgados como personas “perfectas” que no sería bien visto enojarse, “defenderse” o “poner limites” ante el maltrato del otro. Olvidamos que Jesús mismo atravesó situaciones en las que tuvo que defender la fe en el nombre del Señor, como aquella vez en la que gran cantidad de vendedores se habían asentado en el Templo como si fuera un comercio común sin tener respeto ni consideración del lugar sagrado.

 

“Miren que los envío como ovejas en medio de lobos. Por tanto, sean astutos como las serpientes e inocentes como las palomas.” (Mateo 10,16)

 

 

Sentimos enojo por ser sobrepasados de actitudes altaneras, maliciosas y aprovechadoras. Somos subestimados por nuestra tranquilidad y bondad. Al ser personas de fe, buscamos armonía y tratamos que haya paz y evitamos las discusiones. Pero me he dado cuenta que el hecho de ser “demasiado buenos” hace que los demás nos consideren débiles de carácter o muy inocentes y por lo tanto sin capacidad de respuesta ni defensa.

Es importante tener la debida “astucia” sin perder la inocencia innata de hijos de Dios. Es común ver situaciones en donde se abusan de la bondad de una persona. Tenemos muy presente la sabia enseñanza “amaras a tu prójimo como a ti mismo” (Mt 22, 39). Lo que olvidamos es que debemos amar a los demás COMO a nosotros mismos. Y defendernos cuando corresponde es amarnos también. Somos hijos/as preciadas del Señor, el Rey de Reyes, Señor de Señores. Somos príncipes y princesas a Sus Ojos. Debemos ser tratados como tales, como nos ama el Señor, sin importar preparación académica, situación socio-económica ni ninguna otra característica de nuestra persona. Por el solo hecho de existir ya somos milagros de Dios. Nuestra vida es un Tesoro. Como tal debemos ser tratados.

Los invito a agradecer de corazón al Señor por haber traído a nuestra vida a esas personas que son verdaderos Instrumentos de Su Amor y Misericordia, quienes nos ayudan a poder transitar esos difíciles momentos con más tranquilidad y seguridad. Pidamos por sus intenciones y sus vidas, para que puedan seguir siendo Luz en el camino de tantos otros en esos momentos donde es necesario poner un limite y defenderse. Los animo también a poder ayudar a nuestros hermanos que mas les cuesta atravesar estas situaciones quizás por timidez, miedo o necesidad. Hagamos saber con nuestras palabras de apoyo que somos capaces de decir basta y plantarnos con la frente en alto y la dignidad de ser Hijas e Hijos de Dios. Sabiendo que El nos protege y está a nuestro lado como el Guardián de Guardianes. AMEN!!

 

Los quiero muchísimo!! Gracias!!

La autora: Marilyn 

 

Anuncios

3 comentarios en “Saber defendernos con bondad

  1. ¿Como hacemos cuando hay personas que les resulta abiertamente chocante que estemos de buen humor? Algunos pareciera que los irrita que se los trate con cortesia y que uno tenga un semblante alegre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s