Pandemia

Hola queridos lectores, cómo están?

Quisiera invitarlos a rezar todos juntos, desde donde estemos, sea cual fuera la creencia que tengamos. Unamos nuestras oraciones por esta situación tan terrible que el mundo esta atravesando.

Varios países son los mas afectados, pero igualmente el virus parece estar esparciéndose por el mundo. Para mi sorpresa, he leído muchos comentarios que han dejado recientemente lectores de China e Italia. He visto vídeos de cómo está la situación allí, y me desgarra el corazón. Mi amor y compasión para ustedes especialmente, y para tantas personas que se ven afectadas por este virus mundial llamado COVID-19 o coronavirus.

Les cuento que aquí en Argentina, nuestro presidente ha tomado medidas estrictas y rápidas para evitar la propagación y contagio del virus. Ha decretado cuarentena obligatoria por dos semanas, llamando a todo el pueblo argentino a quedarse en sus casas y salir solamente para hacer compras de alimentos o urgencias medicas.

Lamentablemente muchos compatriotas hacen caso omiso a este pedido, y salen igual, viajan a la costa argentina para buscar días de vacaciones, no cumplen la cuarentena como es debido…. eso esta poniendo en riesgo a nuestro pueblo. Estamos todos expectantes con la situación, tenemos miedo que se propague de forma rápida como esta pasando en Italia por ejemplo.

Tenemos conocimiento de muchos países en los cuales sus gobiernos no tomaron ninguna medida de prevención para proteger a su pueblo de un posible contagio masivo. Lo ven exagerado, lejano, imposible que se replique en sus tierras el caos que acontece en Asia o Europa. Sabemos también que ese mismo fue el pensamiento que hizo que se propagara con tanta rapidez en esos lugares.

He visto el domingo en transmisión directa desde Internet la Misa del Papa desde la Biblioteca del Vaticano. Allí nos invita a unirnos en oración el dia de mañana miércoles 25 de marzo al mediodía, que unamos nuestras voces al Señor y supliquemos por la pronta desaparición de este virus. Oremos por las personas mas necesitadas, los mayores, los contagiados, los débiles de salud, quien se encuentran en hospitales luchando por sus vidas. Pidamos al Señor que brinde consuelo a su corazón, que tengamos hoy en día mas que nunca la certeza que Dios nos acompaña, que esta a nuestro lado.

Muchos mencionan que esta situación se debe a una energía de la propia naturaleza que obligó al mundo a parar repentinamente y así eliminar la contaminación y el exceso de la intervención del hombre que tanto mal ha realizado en el ecosistema. Otros insinúan que se trata de una conspiración, que han liberado al mundo un terrible virus para el control de las economías y de los territorios, que tiene en su trasfondo una causa monetaria y de poder. Otros acatan la versión mas divulgada que afirma que es su un virus originado sin intención en los mercados de China donde venden animales sin ninguna medida de higiene.

Sea cual fuera la causa de esta situación, creo que es momento de acompañarnos en la oración. Estemos lejos o cerca. Haciendo lo posible desde nuestros hogares para contribuir a la tranquilidad social. Con el emblema #Quedate en Casa.

Mantengamos la Fe y perseverancia en la oración.

Tengamos la certeza que luego de una oscura tormenta siempre sale el sol brillando en su esplendor.

Los quiero,

La autora: Marilyn