Mi retiro de sanación interior

 

Hola queridos lectores. Les cuento que recién llego de un retiro espiritual de todo el día de duración, en esta ocasión el tema fué la sanación interior. Me gustaría compartir con ustedes mi experiencia y los frutos que Dios me regaló en este hermoso encuentro de oración.

 

Ya al entrar al retiro Dios se manifestó en la acción de una Hermana, que estaba esperando entrar en la sala de oración abrazada al Santísimo Sacramento. Era tan fuera de lo común esa imagen que me llegó al corazón. Porque ella estaba abrazando al Santísimo de una forma tan tierna, tan protectora… que llenó mi corazón de admiración realmente.

 

Luego al entrar al salón compartimos una contemplación sobre la Pasión de Cristo, proyectando imágenes sobre la pared de enfrente, todos inclinados, arrodillados, con los brazos alzados y con los ojos cerrados en profunda actitud de adoración. Recibimos la visita del Santísimo Sacramento en manos de la Hermana que les conté recién. Tuve la dicha de poner tocarlo durante mi oración, y en se momento me sentí como la hemorroisa que tocó el manto de Jesús para ser sanada con Su Poder.

 

Sanación interior

 

Al mediodía compartimos un rico almuerzo entre todos, nos presentamos y decíamos qué fuimos a pedir que Dios sane en ese día. Luego tuvimos un momento de oración personal en donde nos dieron una cita bíblica distinta a cada uno para reflexionar. A mi me tocó una cita sobre la curación de Jesús a un sordomudo. Y esa cita me movió a imitar la fe de esa persona que sin dudar le pidió a Jesús que lo sanara porque estaba seguro que para Dios nada es imposible. Que hermoso gesto para imitar, verdad?

 

Luego nos dieron una enseñanza muy útil acerca de la oración de sanación. Aprendí que hay tres tipos: sanación interior, sanación física y liberación. Y durante el resto del día experimentamos cada una de estas tres oraciones participando entre todos. Para finalmente culminar con una maravillosa Misa donde recibimos a Jesús Sacramentado en nuestro corazón, comulgando bajo las dos especies: pan y vino. Fue realmente una bendición.

 

Alabo a Dios por este día. Le doy gracias por permitirme asistir a tan bello encuentro y poder pasar un día sola con El y con mis hermanos de fe.

 

Autora: Marilyn

 

Mi carta a Dios: Gracias!!!

 

Hola queridos lectores! Estoy feliz, muy feliz. Alabo a Dios por la vida, por mi existencia y por todo lo hermoso que puedo ver a mi alrededor.

 

Gracias Señor!

 

Gracias Señor por tantas personas que estan apareciendo en mi vida, seres llenos de luz y amor que los puedo llamar “amigos“. Gracias Señor por mis alumnos, esas personitas que son pequeñas de edad, pero grandes de corazón. Y con su mirada y sus avances puedo sentir que soy útil en esta vida, y que Tu Amor pude ser manifestado a través de mis acciones de enseñanza. Que a traves de lo que puedo enseñarles con respecto al colegio, podamos ir juntos avanzando y afianzando su confianza en si mismos. Es algo realmente que me llena el corazon de alegría y orgullo, y además le da sentido a mi vida. El sentirme útil…

 

Alabo a Dios por dejarme ser Su instrumento, asi como tanto se lo pedí. Alabo a Dios porque a través de mis palabras y acciones, inspiradas por El, hay personas que se acercan al Señor y lo empiezan a conocer. Alabo a Dios y se me llena el alma de felicidad cuando veo en sus vidas esos cambios que solo puede explicarse con la accion de Dios en sus vidas, al haber entrado en sus corazones porque se lo abrieron y lo buscaron.

 

Gracias Señor por mi familia, gracias por haberme creado en el seno de esa hermosa familia cristiana. Gracias por permitir que siempre estuvimos unidos. Gracias por ser Tu el centro de nuestro hogar.

 

Te agradezco Señor por haberme creado con inteligencia y capacidad para estudiar. Y que hermoso que lo puedo aplicar en el trabajo para el bien del prójimo. Que hemaravilloso es  trabajar para el Reino del Señor, y que en cada persona que encuentro pueda manifestar a través de mi comportamiento que soy digna hija del Señor.

 

Gracias por la vida. Gracias por las personas que pones en mi camino. Gracias por los amigos. Gracias por la familia. Gracias por poder estudiar y trabajar. Gracias por enseñarme a ver todo lo bueno y lindo que hay en la vida, y por poner en mi la fuerza para levantarme cada día alabandote y entregándote mi día para que sea una manifestación de Tu voluntad. Sabes que yo soy tuya y que en mi vida puedes actuar con libertad. Te amo Dios.

 

Autora: Marilyn

Pidan y se les dará

 

¿CÓMO HACEMOS PARA PEDIR A DIOS EN LA ORACIÓN?

 

“Pidan y se les dará: busquen y hallarán; llamen y se les abrirá la puerta. Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra, y se abrirá la puerta al que llama. ¿Acaso alguno de ustedes daría a su hijo una piedra cuando le pide pan? ¿O le daría una culebra cuando le pide un pescado? Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos. ¡con cuánta mayor razón el Padre de ustedes,que está en el Cielo, dará cosas buenas a los que se las pidan!” ( Mt 7,7-11)

 

 

1. Primero es importante estar en comunión con Dios. Es decir, que nuestro corazón esté lleno de Su Amor y el Espíritu Santo esté en nosotros, y eso se puede lograr mediante la oración. Con un simple. “Ven Espíritu Santo!” dicho con real sentimiento, Dios nos escucha y el Espíritu Santo de Dios vendrá a nuestros corazones si tenemos una actitud de apertura a Su gracia  y abrimos nuestro corazón de par en par para que pueda entrar y arrasar con todo lo que no es de El. Sin miedo, porque todo lo que viene de Dios es bueno. Entonces  cuando estemos así, sabremos qué pedir, porque estaremos más abiertos a sentir qué es la Voluntad de Dios. Y cuando hagamos un pedido que no es bueno para nosotros lo sentiremos en el corazón, Dios nos ayudará a tener luz en el entendimiento para que comprendamos que Sus tiempos no son nuestros tiempos. Así como un niño pide a su padre una bicicleta, pero el padre le dá un triciclo porque no está preparado todavía en edad y sería peligroso para él, así también actúa Dios con nosotros, pues es nuestro Padre Celestial. Pues si nuestro padre terrenal, con sus limitaciones y en la medida de sus posibilidades, sabe darnos cosas buenas a nosotros, cuánto más el Padre Celestial dará cosas buenas  a sus hijos si se las piden.

 

 

2. Segundo es fundamental tener presente que Dios conoce las intenciones de nuestro corazón. Entonces no nos preocupemos por hacer una lista detallada y con miedo de olvidarnos algo qué pedir o una persona por la cual rezar. Porque Dios conoce lo que hay en nuestro corazón, conoce todas nuestras intenciones antes de que las digamos o pensemos. Por eso, cerrando los ojos y diciéndole a Dios nuestro pedido ya es suficiente. Porque el resto se lo dejamos en Sus manos, se lo entregamos, y El se ocupará según Su Voluntad. Por eso, no nos preocupemos en pensar o decir todas las peticiones que deseamos porque con tener una actitud de entrega al Señor y darle nuestro corazón ya es suficiente.

 

 

3. Tercero es primordial ser perseverante, insistir e insistir en el pedido. No rendirnos, aunque no veamos el resultado de inmediato. Hay una cita en la Biblia que cuenta la historia de una persona que le pide algo a un juez,  el juez se lo niega. La persona vuelve una y otra vez y sigue insistiendo, y el juez termina aceptando su petición. Si un juez reacciona así ante la insistencia de una persona, cuánto más podrá hacer nuestro Padre Celestial ante la insistencia de sus hijos. Por eso, si estás pasando por un momento difícil y sentís que Dios no escucha tu pedido porque no ves el resultado, seguí insistiendo, seguí pidiendo siempre, no te rindas.

 

 

MI EXPERIENCIA PERSONAL

Les cuento que yo he rezado a Dios durante todo un año, para que me ayude en momento de desolación. Y estuve agarrada de Su mano durante todo ese tiempo para no caer. Y sentía que no me escuchaba, que no atendía mi pedido porque no veía los resultados. Pero insistí, no me rendí, todos los días le seguía pidiendo y pidiendo, aunque tenía ese pensamiento de darme por vencida, continúe. Y después me di cuenta que ese año fué necesario para purificar mi fe, para hacerme más humilde, y comprender que hay cosas más importantes en la vida como la salud, los amigos, la familia… y entendí que no hay que hacerse problema por pequeñas cositas que pueden pasar en la vida cotidiana sino más bien estar feliz que podemos salir y hacer cosas, que tenemos salud y paz en nuestro corazón, que estamos bien de ánimo… y eso ya es suficiente para vivir bien. Entonces, así como yo insistí en la oración durante todo ese tiempo, los invito a ustedes también a ser perseverantes y seguir pidiendo con fe aunque no vean el resltado en el momento. Y recuerden:

 

“Toda pasa para el bien de los que aman al Señor”

 

Autora: Marilyn

Vigilia de Pentecostés

 

Vigilia significa “noche en vela” porque se desarrolla de noche, es una celebración que organiza un grupo o una comunidad que se reúne y reflexiona en oración en un ambiente de acogida y respeto, mientras la población duerme. Se trata de estar despiertos a la espera de la luz del día para una fiesta importante, en este caso Pentecostés.

 

vigilia pentecostes

 

Les cuento que participé en la Vigilia de Pentecostés, el día sábado 18 de mayo, en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, Argentina. Fue una hermosa experiencia que me gustaría compartir con ustedes para animarlos a participar en este tipo de actividades también y puedan conocer cómo es.

Este evento es histórico, pues fué la primera vez que se organizó una Vigilia en dicha Catedral. Y aún más especial para mi, porque la organizó la Renovación Carismática Católica: movimiento dentro de la Iglesia Católica, al cual pertenezco desde hace varios años. (Ver:  https://sentirsefeliz.wordpress.com/2011/08/22/%C2%BFque-es-la-renovacion-carismatica-catolica/).

Desde el año pasado se armó el evento con el entonces arzobispo de Buenos Aires Cardenal Jorge Bergoglio. El Papa Francisco quien ya ha declarado en Roma haber sido el “Obispo referente de la Renovación Carismática Católica en Argentina” daría la Misa de finalización a las 5 am.

 

 

MI EXPERIENCIA EN LA VIGILIA

 

El evento duró desde las 22:30 hasta las 7:00 am. Realmente parecen muchas horas, pero….¿cuántas veces vamos a bailar o a fiestas y nos quedamos la misma cantidad de tiempo?… Yo fui con la idea de quedarme un tiempo e irme,, porque yo también pensaba que eran muchas horas, pero ya en el lugar era tanta la gracia y el Amor de Dios que se experimentaba que me quedé hasta el final! Y estoy muy feliz por ello! También fué muy lindo encontrarme con un montón de jóvenes de otros grupos y con otras personas que conozco.

 

Fue hermoso poder compartir la Vigilia con tantos amigos y amigas en Dios, que aunque no nos veamos tan seguido, en ese momento compartimos, bailamos y cantamos y nos acompañamos durante la oración, y también unos ricos tés calentitos con galletas jeje .

 

Al principio tocaban música y cantaban muy bonito. Incluso hubo un grupo de canto lírico también. Luego dieron unas muy fructíferas predicas, me acuerdo una en particular que hablaron sobre la paz que nos da Dios. Hubo momentos de oración entre todos, cerrando los ojos, pidiendo la presencia del Espíritu Santo, que se derrame en nosotros y en nuestras familias y seres queridos, pedimos por sanación física y emocional. Y realmente se sentía la presencia del Esíritu Santo que venía a nuestros corazones con todo su poder y arrasaba con todo lo que no era de Dios y nos daba el valor y el coraje para seguir en Su camino así como lo hizo con los apóstoles aquel día histórico de Pentecostés que relata la Biblia.

 

Un momento muy hermoso fue cuando contemplamos todos juntos al Santisímo Sacramento en el Altar, hicieron una contemplación actuada que consistió en tres personas con túnicas blancas que fueron caminando hasta el Altar y tomadas de las manos se quedaron paradas detras del Santísimo. Representaban a la Trinidad: dos hombres y una mujer que hacía del Espíritu Santo. Dicha mujer luego pasó entre las personas moviendo los brazos en forma de aleteo de paloma, tal cual como se lo representa al Espíritu Santo, es uno de los símbolos más conocidos: la paloma. Muy lindo.

 

También me gustó mucho cuando aparecieron frente al público siete jóvenes con túnicas blancas representado los siete dones del Espíritu Santo. Y luego iban imponiendo las manos a los presentes. Ese era un momento ideal para estar abiertos totalmente a la acción del Espíritu Santo en nosotros para que nos regale los dones y carismas que El quiera.

 

Al finalizar hubo una maravillosa Misa, en donde todos compartimos la Sagrada Eucaristía y nos llenamos de la fuerza que nos dá Jesús y el Espíritu Santo y Dios Padre. Dios Trino en nosotros y junto a nosotros!! excepcional!!

 

Me encantó poder participar en esta vigilia y bailar y cantar con mis amigos/as, conocidos, jóvenes, adultos, todos! Porque somos todos hermanos en Dios, y como tal nos debemos amar y apoyar. Me encantó porque me sentí como en medio de una gran familia. Y todos juntos nos llenamos del poder del Espíritu Santo.

 

¿A qué vamos a temer ahora si Dios está con nosotros?

Mejor aún, El está en nosotros! Amen!!!!

 

Autora: Marilyn

Te entrego Señor …

 

Nos entregamos a Ti Señor. Todos nuestros problemas y preocupaciones te las entregamos. Las dejamos en Tus manos.

 

 

Puedo sentir Tu amor tan grande y tan puro en mi corazón. Me abrazas, y en Tus brazos santos puedo reposar. Mi alma se llena de felicidad. Ese abrazo es mucho mejor que el de un amigo, el de un novio o el de alguien que me ame. Porque tu me amas como nadie lo puede hacer. Si al abrazarme alguien me siento bien, ¿imaginate cómo me siento cuando me abraza Dios?. Es hermoso.

 

Porque en Sus brazos siento que no hace falta decirle lo que quiero pedirle. Porque El conoce las intenciones de mi corazón, no hace falta que hable o piense. Solo reposar en El, entregarle todo y nada más. Sentir que mi vida está en sus manos, mi vida no me pertenece, le pertenece a Dios. Y a El va a estar dedicada. No me importa que no me entiendan, ya no me interesa las críticas y los cuestionamientos. No me importa que me digan que estoy demasiado en oración, o en la Iglesia, o que voy a terminar siendo monja. Porque sé que no es cierto.

 

Sé muy dentro de mi corazón que me darás un hombre de fe en mi vida, que sea respetuoso de la fe que haz puesto en mi corazón, que será puro de mente y alma como yo lo soy para Ti, que será la persona que Tu pongas en mi camino para que juntos caminemos en Tu camino Señor.

 

Te entrego todo lo que soy, todo lo que me pasa, mi familia, seres queridos, preocupaciones, proyectos, y todo lo que Tu sabes está en mi corazon. Confío plenamente en Ti. Abro mi corazón de par en par. Caigo y me postro a Tus pies, en tu presencia la brisa intensa de Tu Espíritu Santo acaricia mi rostro y me siento plena. La felicidad eres Tu, ya nada me hará entrar en desesperación pues siempre tendré Tu mano que me sacará de la oscuridad y no me dejará caer. Gracias Señor!!

 

Autora: Marilyn

Envíame a mi Señor!

 

Te ofrezco mi vida y todo lo que soy para ser tu instrumento de evangelización a los jóvenes. Que obres Tu a través mío.

 

 

No me importa el tiempo que lleve el dedicarme a la tarea pastoral que me envías. Quiero ser tu instrumento Señor! Que a traves de mis palabras, hables Tu. Que a traves de mi mirada, te puedan ver a Ti. Que a traves de mi abrazo, abraces Tu. Que a traves de mis actos, se vea Tu misericordia.

Soy tuya Señor. Y no me importa lo que digan los que no entienden, ya no me importa la mirada de los demás, sólo la tuya. Quiero dar a conocer Tu gran Amor a los jóvenes, que puedan experimentar la fuerza arrasadora de tu poder. Que puedan sentir tu presencia en su corazón y así entregar su corazón herido en tus manos, y tú los sanarás si se abren a ti.

Quisiera que todos sepan que el fervor en la fe y vivir para Ti, no significa tener vocación religiosa, ser cura o monja. Quisiera que todos los jóvenes sepan que podemos ser fieles instrumentos de Dios, entregando nuestras vidas a servirlo, pero también ser jóvenes normales en la vida cotidiana: estudiando, trabajando, teniendo amigos/a y novio/a si es la voluntad de Dios. Pero ese noviazgo será con Dios en el centro de la relación, que sean ambos fieles en la fe  y a Ti Señor, para asi poder acompañarse y entenderse mejor. Amen!

Autora: Marilyn

Evangelización urbana

 

Hola queridos lectores

Les cuento que hace unos días asistí a un evento de evangelización urbana. Estuvo buenisimo!! Estoy muy feliz de haber podido ir y ayudar.

Nos reunimos en una plaza, y estabamos todos parados formando un círculo grande. En el medio las guitarras, panderetas, y cantos alegraban el ambiente. Orabamos y bailabamos. Una verdadera fiesta en el Señor.

 

 

Las personas que pasaban por allí se paraban a ver, curiosos y sorprendidos. Y en ese momento aprovechabamos para acercarnos y darles folletos católicos e invitarlos a los grupos de oración de la zona.

Me sorpendí al ver que los jóvenes se acercaban porque me veían a mi, otra jóven, alegremente bailando y cantando para el Señor junto a todos, evangelizando con los folletos con una sonrisa en el rostro.

Me acerqué a varios jóvenes. La experiencia fue muy fructífera. Recuerdo a un grupo de tres jóvenes varones, que se quedaron parados viendo la hermosa reunión al aire libre, me acerqué  a ellos y les hablé de los grupos de oración y de la fe, les dí algunos folletos. Uno de ellos me dijo que era judío, el otro me dijo que era ateo, y el último me dijo que creía en Dios pero no tenía religión. Yo reaccioné  con amor fraterno y comprensión les dije que los respeto, al chico judío le dije que igualmente será bienvenido a los grupos si quiere pasar un día, que todos somos iguales que buscamos a Dios. Y a los otros chicos  que me alegraba mucho de encontrarlos porque siempre quize hablar con alguien ateo para saber cómo viven y qué hacen cuando tienen una situación dificil, dónde se apoyan? Y me dijo que se apoya en si mismo y yo le respondí con mucho respeto que hacía si esa situación lo superaba y no podía solo. En ese momento vi como sus ojos se pusieron vidriosos, se emocionó, y cruzó los brazos y me dijo: “yo no necesito ayuda”. A lo cual, yo sonreí y con toda tranquilidad le dije: “Esta bien, te respeto, gracias por conversar conmigo”. Se quedaron un tiempo más en la reunión y se fueron conversando.

Me gustó mucho lo que nos dijo el coordinador del evento: que aunque pensemos que ciertas personas no recibieron el mensaje de fe, aunque sientamos que no hizo efecto en ellos, igualmente Dios trabajó en ellos, y en sus corazones estuvo obrando Dios a través de nuestras palabras. Me dió mucha alegría eso! Porque ahora estoy convencida que en el corazón de esos chicos se movilizó algo y quizás ahora quieran buscar a Dios.

Me gustó mucho esta experiencia porque me sentí instrumento de Dios en la plaza, con los jóvenes, y sin miedo ni verguenza compartí mi fe con ellos, de forma moderna y juvenil. Porque no es aburrida la fe, no vamos a ser curas o monjas por seguirlo a Dios y ser fervorosos en la fe, sino que viviremos de otra forma, con la paz de Dios en nuestros corazones.

Los invito a ser evangelizadores también! A quienes encuentren que ven que tienen la necesidad de conocer a Dios, los invito a hablarles del amor de Dios, a invitarlos a alguna parroquia cercana a algún grupo de oración, a decirles que cuando pasan por momentos difíciles o se sienten tristes es cuando más ayuda estar cerca de Dios y apoyarse en la fe. Se sorprenderán la reacción de ellos, yo cada vez que hablo de Dios me reciben muy bien. Obviamente hay que ser prudentes y saber encontrar el lugar y el momento adecuado para hablar. Eso es importante. Ánimo jóvenes! Hablemos de Dios!! Démoslo a conocer!!

Les mando un abrazo grande desde Argentina!

 

La autora: Marilyn

Corazón herido de amor

 

Hola queridos lectores,

Esta noche me gustaría reflexionar con ustedes sobre las heridas de amor.

¿Quién de ustedes ha sufrido una desilusión de amor? ¿Cuántos de ustedes se sintieron engañados o han experimentado esa sensación de incomprensión y vacío que queda luego de ser herido en el sentimiento?

Seguramente muchos de ustedes se sienten asi…

 

Para Dios eres importante

 

Sé que duele, que se siente en el corazón muy dentro, como una herida abierta esperando que pase el tiempo necesario para cerrar y cicatrizar.

En el plano del sentimiento es muy difícil razonar, sino imposible… es muy difícil entender algunas cosas… Creo que lo mejor que se puede hacer en esos casos es darse tiempo para que se sane ese corazón herido, tenerse paciencia, y tratar de no seguir dando vueltas con el pensamiento porque no se llega a nada productivo, solo hiere mas y mas, es como estar tocándose una herida una y otra vez, nunca sanará bien de esa forma…

La sensación es como si el corazón quedara vacío, lastimado, despreciado, no valorado… es triste de verdad… Pero miren la imagen que acompaña esta reflexion… los invito a orar con esa imagen…

Sólo Jesus llena ese vacío, no mendigues amor… que hermoso es eso… Recuerda siempre que para Dios tú eres valioso, eres importante, y en estos momentos está acariciando ese corazón herido asi como un Padre amoroso sana la herida de su hijo cuando lo lastimaron… Sólo el amor de Dios puede llenar ese vacío y sanarte… y no amigos, amigas, conocidos ni nadie más… pues solo Dios conoce las profundidades de tu corazón, conoce con exactitud todo lo que aconteció…

Que Dios se apiade de las personas que hieren corazones, pido por ellos para que puedan conocer el amor de Dios, y cambiar su actitud para bien.

Que Dios llene todos los corazones heridos de amor, que con su gran Amor inunde todo ese corazón vacío y lastimado, para que su gracia abundante lo sane y lo restaure…

No llores, no pienses más, sólo confía en Dios, El es el Padre Amoroso que nos cuida y vela por nosotros. No te preocupes, todo va a estar bien. Todo es para el bien de los que aman al Señor. Amen!

 

Autora: Marilyn

Providencia de Dios

 

Hola queridos lectores,

Hoy me gustaría compartir con ustedes sobre la providencia de Dios.

¿Qué es? A veces escuchamos la frase: “no te preocupes, Dios proveerá”. Es decir, es la confianza plena que nuestro Dios nos cuida y nos ayuda, que si estamos pasando por algún momento difícil nos va a ayudar. Que si necesitamos algo o a alguien, él nos lo presetará, en el momento y en el lugar que sea Su voluntad y no la nuestra.

 

 

Esto no quiere decir que nosotros no hagamos nada de esfuerzo para conseguir lo que necesitamos, por supuesto que no. Al contrario, Dios nos hizo libres y nos dotó de capacidades y habilidades únicas que debemos poner en práctica. Confiar en la Providencia de Dios, es una actitud de fe, es la gracia del Señor que nos regala que nos hace confiar en que El resolverá hasta lo imposible. Asi como dice la cita: “Si tuvieras fe, como un granito de mostaza, tú le dirías a las montañas, muévete, y se moverán”.

 

Hoy los invito en confiar en Dios, en pedir la gracia de la fe que nos permita estar seguros que nada es imposible para Dios. Y que si ponemos en manos del Señor cualquier situación que nos preocupa, El actuará, según Su voluntad, en el tiempo y en la forma que sea más conveniente.

 

“Fíjense en las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, no guardan alimentos en graneros, y sin embargo el Padre del Cielo, el Padre de ustedes, las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que las aves?” (Mt 6,26)

 

Autora: Marilyn