Sumérgeme Señor!

Necesitamos ser bautizados nuevamente en Dios, lo que quiere decir, ser inundados de Su gracia y Amor, entregarnos plenamente y totalmente a Su Voluntad. Que sea El quien luche por nosotros. Ya nosotros no podemos más, estamos muy cansados del camino, con la armadura gastada. Y ya sin fuerzas, lo único que queda es pedirle a Dios que nos sotenga y nos ayude. El en ese momento te dará Su bautismo en Espíritu, es la única agua que limpia hasta las profundidades del corazón y del alma, limpia de toda las impurezas y suciedad de esta vida mundana. Limpia de las marcas de los pecados arrepentidos. Limpia de las impurezas en nuestra mente, en nuestro corazón y en nuestro cuerpo. La única agua que purifica realmente todo nuestro ser. Es la única agua que devuelve la vida. “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”


Autora: Marilyn

Libérate de la pornografía en 11 pasos.

1. DESTRUYA TODO LO QUE TENGA DE PORNOGRAFÍA

Borre inmediatamente todas las referencias y archivos pornográficos en Internet de su computadora.

 

 

2. TOME MEDIDAS RADICALES PARA REORIENTAR SU VIDA

Si usted se encuentra bajo la influencia de un pecado sexual que domina su vida, como la adicción a la pornografía, necesitará tomar medidas radicales para reorientar su vida. Usted deberá desarrollar un plan de protección a fin de evitar las ocasiones remotas y próximas de pecado. Romper con cualquier rutina que pudiera llevar al pecado. Si la tentación es por la televisión puede cancelar ciertos canales de cable – o deshacerse completamente del cable; y/o dejar de “recorrer” canales.

Con relación al Internet, usted necesitará ya sea instalar un buen programa de filtro, o bien suscribirse a un proveedor “limpio” de Internet. Usted también necesitará trasladar la computadora de su hogar a una ubicación más abierta y visible.

No se conduzcan por la carne, poniéndose al servicio de sus impulsos”. Romanos 13,12-14 (Nota: San Agustín dirigió una vez su atención a este pasaje al azar. El hecho de leerlo, lo impulsó a una conversión radical y a apartarse de su estilo de vida licenciosa.)

“Si tu ojo derecho [por ejemplo, el monitor de la computadora y la conexión a Internet] es ocasión de pecado para ti, sácatelo y tíralo lejos” (Mateo 5, 29-30)

 

 

3. BUSQUE A UN SACERDOTE QUE TRABAJE CON USTED

Haga uso frecuente del Sacramento de la Penitencia (confesión). Sea honesto y abierto. Recuerde, un sacerdote no puede diagnosticar una cura a menos que le suministren todos los hechos.

 

 

4. BUSQUE A UN AMIGO RESPONSABLE

Busque al menos un amigo responsable con quien pueda contar 24 horas al día si fuera necesario. Es de incalculable valor para ayudarle a sobrellevar momentos de tentación.

Douglas Weiss, un adicto sexual recuperado y disertante sobre adicciones sexuales reconocido a nivel nacional, ha manifestado, “No he experimentado, ni he conocido a ninguna persona que haya experimentado una recuperación de la adicción sexual por si sola”

 

 

5. COMIENCE UNA VIDA DE LECTURA DIARIA DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS

No existe una manera rápida y fácil de borrar la pornografía de su mente. Solo le llevó unos cuantos “clicks” involucrarse en la misma, pero le llevará cierto tiempo y disciplina mental salirse de ella. Una causa de la extrema dificultad de borrar las imágenes pornográficas de la mente es que, cuando un hombre observa pornografía, una sustancia química llamada epinefrina es liberada en el cerebro. Esta emisión de epinefrina causa una profunda impresión de la imagen visual a ser almacenada en el cerebro. Cuando un acto de auto estimulación acompaña a la observación de pornografía, ocurre una liberación de epinefrina aún mayor, haciendo de esta manera que la impresión de la imagen sea aún más marcada. Dichas imágenes pueden hostigar a un hombre por décadas. Tenga la seguridad que existe una salida para la adicción a la pornografía – pero no se engañe con la promesa de una salida fácil.

Uno de los pocos métodos efectivos de sacarse estas imágenes pornográficas de la cabeza es pasar cierto tiempo leyendo y memorizando las Sagradas Escrituras cada día. Para muchos de ustedes podría ser particularmente provechoso si tuvieran un momento para las Sagradas Escrituras a la mañana y a la noche. Además, usted necesitará iniciar un programa de memorización de las Sagradas Escrituras. En mi experiencia, un plan disciplinado para memorizar las Sagradas Escrituras es necesario para erradicar la corrupción de su cerebro.

“Ocupad vuestras mentes con buenos pensamientos, o el enemigo las llenará con malos pensamientos. Desocupadas, no pueden estar.” – Santo Tomás Moro (Fuente: La voz de los Santos por Francis W. Johnston, Libros TAN, Rockford, IL 1986), pág. 67.

Las Sagradas Escrituras pueden transformar sobrenaturalmente su mente. Esto no es una teoría, ¡realmente funciona!

Cuando la Palabra de Dios, junto con el poder del Espíritu Santo, se encuentre eliminando ciertas imágenes pornográficas profundamente arraigadas, estas imágenes muy subconscientes saldrán a la superficie de su mente. Cuando esto ocurra, usted se encontrará en las etapas iniciales de ser purificado de adentro para afuera.

Una vez que las imágenes desarraigadas vayan a su conciencia, no se atreva a deleitarse mentalmente en ellas. Ore en ese momento, y utilice su disciplina mental para ponerlas fuera de sus pensamientos conscientes. Asegúrese de orar por protección para que estas imágenes no retornen.

Finalmente, centre su atención en Cristo – no en sus problemas. Los programas de recuperación de drogas, alcohol, y de adicción a la pornografía de mayor resultado son aquellos que incorporan el componente vital de la fe.

La lectura, meditación, y memorización de las Sagradas Escrituras le ayudará a redirigir y transformar sus pensamientos y apetitos.

 

 

6. APRENDA A DISCERNIR Y A COMBATIR LOS ATAQUES ESPIRITUALES

Las adicciones sexuales y la pornografía abren a la persona a la influencia de espíritus malignos. Antes de que se inicie un ataque espiritual, usted podría estar luchando con sus propios pensamientos lujuriosos. Un ataque espiritual se inicia cuando un espíritu silenciosamente se inmiscuye en su mente, agregando intensidad a sus pensamientos lujuriosos, o inculcando pensamientos adicionales. Usted podrá detectar que esto ocurre cuando surja la lujuria humana ordinaria y luego, repentinamente, toma vida propia y parece imposible quebrantarla.

Si un episodio de pensamientos lujuriosos abrumadores incluye un ataque espiritual, usted no podrá quebrantarlo solamente con un esfuerzo mental. Es muy fácil desalentarse y sentirse completamente abrumado por la lujuria y el ataque espiritual que la acompaña. No obstante, usted podrá quebrantar rápidamente el poder del ataque primero dándose cuenta de lo que está sucediendo, y luego elevando una oración que pida protección espiritual a su ángel guardián y a San Miguel Arcángel.

Una de las partes más difíciles en la defensa de un ataque espiritual es aprender a ser consciente cuando el mismo está sucediendo.

Pida a Dios que le dé un continuo discernimiento.

 

 

7. USTED NECESITARÁ LA GRACIA DE DIOS…MUCHA GRACIA

Los Sacramentos, especialmente la Eucaristía, son como ríos de agua viva que dan fortaleza a su alma. Aproveche cada oportunidad de recibir la gracia frecuentando a los Sacramentos.

Además, utilice los sacramentales tales como: agua bendita, crucifijos, medallas de San Benito (bendecidas por un sacerdote con la oración de exorcismo), etc. Estos pueden ser muy efectivos para superar o prevenir los ataques espirituales.

 

 

8. LOS VICIOS Y LAS VIRTUDES SE FORTALECEN CON LA PRÁCTICA

Una adicción a la pornografía nunca se encuentra estática. La misma se inicia con lo que parece solamente una pequeña afición a los placeres digitales.

Luego, usted comienza a buscar más pornografía gráfica. A medida que su conciencia se desensibiliza, las imágenes que le repugnaban cuando usted comenzó a observar pornografía se volverán atractivas. El paso más peligroso (a menudo fatal para la vida matrimonial y familiar) es cuando los hombres desean llevar a la práctica las imágenes que han visto.

“La alternativa es clara: o el hombre controla sus pasiones y obtiene la paz, o se deja dominar por ellas y se hace desgraciado”. CIC, Sección 2339.

Si usted observa pornografía, sus vicios se han fortalecido por la práctica repetida, y las virtudes correspondientes de castidad y pureza son muy débiles. Llevará tiempo, pero cuanto más practique la virtud más fácil la misma se tornará. Los cambios que resulten de la práctica de la virtud le darán esperanza y la fortaleza para perseverar.

San Pablo afirmó, “Por eso no nos desanimamos. Al contrario, mientras nuestro exterior se va destruyendo, nuestro hombre interior se va renovando día a día” (2 Corintios 4,16). Cuanto más rompa con su adicción sexual, más fácil será superarla. Tenga en cuenta, no obstante, que eso llevará tiempo, perseverancia, y esfuerzo.

“Déjenme que ajuste mis palabras a su debilidad natural: hubo un tiempo en que hicieron de sus miembros los esclavos de la impureza y de la injusticia, y con eso se hicieron malos. Lo mismo ahora, hagan de sus miembros los esclavos del bien y así llegarán a ser santos”. Romanos 6,19

 

 

9. RECE

Rece el Rosario con frecuencia. En el plan de Dios, la Madre Santísima va a aplastar la cabeza de la serpiente. María puede tener una función vital neutralizando el veneno de la serpiente de la pornografía.

“La súplica del justo tiene mucho poder”. Santiago 5,16

 

 

10. PRECAUCIONES FÍSICAS PRÁCTICAS

Sus defensas espirituales se debilitan cuando usted se permite perder energías por causa de poco sueño, o demasiado trabajo y tensión.

“Sean sobrios y estén despiertos, porque su enemigo, el diablo, ronda como león rugiente, buscando a quien devorar”. 1 Pedro 5,8

Una excesiva cantidad de tiempo ocioso y mucho tiempo de soledad hacen que una lucha contra la pornografía sea más difícil. Llene su tiempo de ocio con servicios edificantes y otras actividades. Usted podría necesitar efectuar otros cambios prudentes a fin de reducir la cantidad de tiempo en que se encuentra solo.

 

 

11. NO SE DÉ POR VENCIDO DESPUÉS DE UNA RECAÍDA

Un arranque abrumador de culpa y desaliento podría ocurrir luego de una recaída.

Luego de una recaída, Satanás estará listo para bombardearle con dudas acerca del amor de Dios hacia su persona. San Pablo dice “tengan siempre en la mano el escudo de la Fe, y así podrán atajar las flechas incendiarias del demonio” (Efesios 6, 16).

Si usted cae, ciertamente no debería dejar la lucha. Acuda al Sacramento de la Penitencia y pida el perdón de Dios. Siempre estará siempre accesible.

“El Señor asegura los pasos del hombre y le interesa sumamente su conducta. Por eso, al caer el bueno no queda en tierra, porque el Señor lo toma de la mano”. Salmo 37,23-24

 

Fuente: Página web catholic.net

¿Cómo vencer el vicio de la pornografía?

(ver también artículo “Libérate de la pornografía en 11 pasos)

El mayor problema de los vicios es que se roban tu “LIBERTAD”, y tu “VOLUNTAD”. Por eso te sientes mal; te sientes esclavo y la naturaleza del hombre es vivir libre.

La pornografía está condicionando tu tiempo, tu espacio, tal vez hasta tu dinero; ¡incluso las relaciones con otros! Seguramente estás pensando, “¡eso ya lo sé!, ¿dime qué hago para terminarlo?” Lo primero es aceptar que tienes el vicio y que quieres dejarlo, pues estás convencido que te está dañando. Lo siguiente: rétalo, ¡haz la lucha!

Pero para ganar una batalla hay que tener los medios y estrategias adecuadas. Aquí te sugiero algunas:

 

• Si tienes tiempo libre, ¿qué te parece si en lugar de ir a la computadora o la TV, sales o te pones a hacer ejercicio.?
• ¿Qué tal si buscas a un buen amigo para tener una charla interesante?
• Evita la compañía de aquellos con quienes compartes el vicio.
• Selecciona lo que lees, ves y oyes.
• Evita la soledad.
• Busca el contacto con la naturaleza.
• Busca algún hobbie sano y educativo.
• ¿Qué te parece si colocas en tu computadora un protector contra pornografía?
• Medita, reflexiona, reza –si eres creyente- pero haz todo lo que sea posible para recuperar tu voluntad.

 

Fuente: página web catholic.net

Impureza

Lo siguiente son palabras dichas por Jesús:

“¿No comprenden que nada de lo que entra de fuera de una persona puede hacerla impura?…Lo que hace impura a la persona es lo que ha salido de su propio corazón: de ahí proceden la inmoralidad sexual,…, infidelidad matrimonial, codicia, maldad, vida viciosa, envidia, injuria, orgullo y falta de sentido moral, todas estas maldades salen de dentro y hacen impura a la persona” (Mc 7, 18-23)

…………………………………………………………………………………………………


¿Conclusión?

La inmoralidad sexual y otras impurezas proceden del corazón. No provienen de afuera.

Si nuestro corazón está lleno de Dios, no puede salir de nosotros esas impurezas. Debemos buscar llenar nuestro corazón de Dios para que salgan cosas buenas: bondad, sentido de la moral, prudencia, amor, etc.

 

¿Cómo lleno mi corazón de Dios?

Con oración, lectura de Su Palabra, Sacramentos. En definitiva, lo lleno con su Amor.

Purifícame Señor!

Enséñame tu camino Señor
 y andaré en tu luz
dame un corazón entregado a Ti
para honrarte, Dios.

Purifícame, limpiame Señor
y líbrame de lo que impida el fluir de tu Amor.

(Canción de Marcos Witt)

 

Dios purifica el alma, derrama agua pura, dá vida, saca impurezas, dolores y cargas pesadas del corazón. El es Refugio, es Paz, es Fuerza y Vitalidad, ayuda a no caer en tentaciones mundanas, nos limpia de toda impureza terrenal.

Adicción a pronografía y masturbación

Me dirás que es un titulo muy  fuerte para un blog Cristiano, ¿verdad? Pero siento que hay que informar a los jóvenes sobre este asunto, con palabras claras y sin vergüenza ni miedo, desde el punto de vista de la fe.

Porque hay muchos que sufren esta situación, que se sienten muy mal y solos al no poder hablar del tema, por vergüenza. Y entonces buscan en Internet información, y es peor, porque hay publicadas en páginas webs información errónea y mucha sin el punto de vista de la fe.

Los artículos más leídos de mi Blog últimamente son los que tratan de sexualidad. Entonces decidí escribir éste articulo para mujeres y varones, que estén pasando por ésta situación y quieran salir de ella, con esfuerzo y con el apoyo de Dios. Hablaré de las consecuencias que trae, de cómo se puede salir de ésta adicción y luego citaré a La Biblia.

 

¿QUÉ ES?

Es pasión desordenada, dejarse llevar por ella, por el instinto sexual. Sentirse llamado a ver filmaciones, fotos o escritos de índole explicito sexual (pornografía por internet,  televisión o revistas) , y la tentación de sentir placer buscado por si mismo (masturbación).

 

¿QUÉ DICEN LOS QUE NO SABEN?

Dicen que no es un problema. Al contrario, que es normal, que forma parte del auto conocimiento del cuerpo en la juventud, que ayuda a sacar el dolor de cabeza, que saca el stress, que ayuda al insomnio. De esta forma alientan a los jóvenes a ésto, y aunque da placer inmediato, es momentáneo y luego sobrevienen muchas consecuencias negativas….

 

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS?

Tiene muchas consecuencias negativas:

Falta de concentración. Falta de memoria. Desorden en tus horarios. Pereza. Dolor de cabeza. Debilitamiento generalizado en el cuerpo, en huesos, piernas y brazos. Dolor en zona genital debido a infección por bacterias.  Bajas el rendimiento académico. Pensamientos obsesivos y continuos referente a imágenes y situaciones sexuales. Sueños de índole sexual, imaginación excesiva de situaciones sexuales. Empiezas a vivir en tu mundo irreal, imaginado. Empiezas a mirar inconscientemente a las personas al área genital y senos. Empiezas a mirar a las personas con ojos lujuriosos, la mirada se vuelve oscura y sombría. Tienes ojeras mas oscuras y pronunciadas.  Tu actitud y gestos cambian, son más provocativos y seductores. Cambias tu vestuario por ropa por otra más ajustada, provocativa, seductora, llamativa, escotada. Cambias tu ropa interior por otras más seductoras. Cada vez buscas ver más variedad y  más fuertes escenas sexuales explicitas, que puede llegar a sentirse atraído a ver filmaciones lésbicas, homosexuales…. Como pasa con la droga en los drogadictos, que cada vez es más frecuente la necesidad y cada vez  buscan cosas más fuertes para saciar ese impulso que sienten. Sentimiento de culpa y angustia. Sentimiento de suciedad, de impureza, sentimiento de inferioridad. Te encierras en tu habitación con poca luz, sensación de ser vista que genera culpa. Aislamiento de la vida social.

 

¿PORQUÉ ME PASA?

La sociedad de hoy en día lo incita, hay una crisis de moralidad generalizada… En la vía pública se ven carteles publicitarios gigantes de modelos semi desnudas, hay programas de televisión de índole sexual a toda hora,  en dónde se habla abiertamente y sin pudor de temas sexuales a toda hora, hay corrientes de música de moda que incitan a lo sexual como el reggeton y ciertas cumbias. Tiempo y acceso ilimitado a internet en dónde fácilmente y gratuitamente se acceden a filmaciones pornográficas, textos eróticos y fotos de índole sexual.

 

¿POR QUÉ ES UNA ADICCIÓN?

La práctica constante de éstas situaciones hace liberar en el cerebro una sustancia que se llama adrenalina, que es un estimulante, relajante del sistema nervioso, cuando te das cuenta de esa sensación que generas, luego te vuelves cada vez más dependiente de sentirla, para sentirte así más seguido y que te saque aunque sea un momento de tu angustia y de tus tristezas de la vida cotidiana. Se vuelve una adicción por todo esto.

 

¿PORQUÉ NO LO DEBO HACER?

Porque viviremos más felices, puros livianos, Dios con nosotros. Y tendremos sentimientos nobles y de alegría.

 

¿CÓMO PUEDO SOLUCIONARLO?

Acuérdate siempre que tú eres Templo de Dios, el Espíritu Santo está ti. Debes cuidar a tu cuerpo así como lo harías si fueras el encargado de una Iglesia, tú no dejarías entrar nada impuro a ella… Entonces es lo mismo, tus ojos no pueden ver situaciones impuras de índole sexual, tus manos no pueden ser usadas para buscar el placer momentáneo terrenal, tus oídos no pueden escuchar sonidos impuros.

Tienes que rechazar firmemente todo lo que esté relacionado con la incitación sexual y buscar todo lo puro y espiritual.

Evitar seducir con miradas y actitudes corporales. No escuchar y bailar música con connotación sexual como el reggeton o ciertas canciones de cumbia. Evitar vestir ropa provocativa y seductora, para ser vista o admirada y observada por ojos lujuriosos, buscando ser un objeto sexual para que te digan piropos en muchos casos obscenos. No querer llamar la atención con ropas provocativas o lujosas, buscar la sencillez, la pureza, la simpleza, la comodidad en la forma de vestir. No dejarse llevar por la tendencia mundana de superficialidad. Cuidar de lo que hablamos, cómo hablamos, no traer estos temas a conversación. Cuidar nuestras amistades.

Trata de no estar mucho tiempo cerca de lugares dónde tu sabes que caerás en tentación, como ser la televisión, la computadora… Y si estás, que sea para algo determinado y sano, como ser ver programas educativos, leer información útil y pura en la Red… y determina un tiempo de uso de la computadora y televisión, pónte un horario y cúmplelo, así regularás el tiempo. En la computadora puedes empezar con 1 hora y media o dos. Eso sería lo indicado. Busca evitar situaciones en la que te encuentres solo con la computadora, busca estar acompañado con gente a tu alrededor. Trata de salir a caminar, realizar algún deporte, ir a reuniones sociales, ir a algún curso, cumplir con tus estudios, tu trabajo, es decir, ocupa tu mente en otras actividades.

Debes apoyarte mucho en la oración, pedirle con todas tus fuerzas que Dios no te permita caer en la tentación de hacerlo, el esfuerzo es grande pero la recompensa es mucho mayor. Debes tratar de ir a Misa, realizar los sacramentos (principalmente la confesión y comunión), leer las Sagradas Escrituras, en La Biblia hay muchas palabras que dan conocimiento sobre el tema y muchos consejos para no caer en estas tentaciones.

Verás que es mucho esfuerzo, pero la recompensa es mayor. Y además, cuando te esfuerzas por no caer en estas tentaciones, dirigiendo tu atención en otras actividades, midiendo tu tiempo con la computadora, controlándote, verás que luego se te hace una costumbre y ya no te costará tanto, hasta que irás perdiendo el interés de hacerlo. Acciones repetidas se convierten en un hábitos. Si lo haces siempre se convertirá en un hábito,

acciones impuras repetidas = hábitos y vida sombría e impura

acciones puras y de control = vida pura, feliz y liviana

 

CITAS BÍBLICAS SOBRE EL TEMA, que nos responden…


¿Cómo puedo salir de ésto?

“Busquen “las cosas de arriba”. Por tanto, hagan morir en ustedes lo que es “terrenal”, es decir, libertinaje, impureza, pasión desordenada, malos deseos y el amor al dinero, que es una manera de servir a los ídolos. Tales cosas atraen los castigos de Dios. Ustedes siguieron un tiempo ese camino, y su vida era así. Pues bien, ahora rechacen todo eso: enojos, arrebatos, malas intenciones, ofensas y todas las malas palabras que se puedan decir”. (Col 3)

¿Cómo me debo comportar con las mujeres?

“No te entregues en las manos de una mujer hasta el punto que te domine. No te acerques a una mujer de mala reputación: podrías caer en sus redes… No fijes tu mirada en una jovencita: podrías condenarte con ella. No caigas en los brazos de una prostituta. podrías perder con ella todo lo que tienes. No mires para todas partes en las calles de la ciudad, ni te entretengas en rincones solitarios. Aparta tus ojos de una mujer hermosa; no te quedes mirando a una belleza desconocida. La belleza de una mujer ha echo caer a muchos; ella basta para encender la pasión. No te sientes a la mesa con una mujer casada para tomar vino con ella, no sea que se despierte en ti el deseo y que la pasión te haga ceder y caer” (Sir 9)

¿Cómo debo ser?

“No sean como el caballo o como el burro faltos de inteligencia, cuyo ímpetu dominas con la rienda y el freno” (Salmo 33, 9)

Sexualidad

LA ACTUALIDAD

Actualmente, los jóvenes no quieren esforzarse por mantener la pureza. Al contrario, se ven cada vez más embarazos adolescentes, enfermedades de transmisión sexual. Se suma la falta de información en el tema, que los hacen caer en situaciones que no pueden manejar.

Hoy en día, el tema “sexualidad” no se habla, cuando se debería hablar, en las casas, en la escuela, con mayores instruidos y de corazón noble,,, porque se esa forma los jóvenes estarían informados, acompañados y tendrían herramientas para enfrentarse a futuras situaciones. Creo que hace falta más comunicación en este tema y desde una óptica cristiana o de un punto de vista religioso, donde el centro sea Dios.

TENTACIONES

En estos momentos, estamos llenos de tentaciones y es muy difícil para los jóvenes luchar contra ellas. Por ejemplo, programas de televisión en donde a toda hora se muestran escenas sexuales y se exhiben cuerpos como objetos de deseo. Carteles publicitarios gigantes en la vía pública con imágenes de modelos en ropa interior, semi desnudos.  Acceso ilimitado y gratuito a Internet, dónde fácilmente se encuentran videos pornográficos o textos eróticos. Páginas web impuras.

¿CÓMO PUEDO HACER PARA NO CAER?

Creo que realmente hay que esforzarse mucho para no caer en tentación, buscando apoyo en la oración, en Dios. Buscando leer artículos espirituales, textos que enriquezcan nuestra mente y espíritu. Usando la computadora para actividades puras, bondadosas. Reduciendo el tiempo en la computadora o usarla para algo sano, sin caer en tentación de ir a páginas web impuras. Escuchando música que no incite a éste tema. No viendo programas de televisión en dónde hablen o muestren situaciones de índole sexual. Cuidando con quienes estamos, amistades sanas. Poniendo límites a nuestra pareja en caso de noviazgo cristiano. Evitando situaciones de tentación y cuando ya hemos caído en ellas, huir rápidamente!. Cuidar lo que vemos, lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos. Que sea todo para la gloria de Dios.

….El esfuerzo es grande pero la recompensa es aún mayor…

Autora: Marilyn